24/03/2016

Un extraordinario barroco español y una laboriosa obra de encargo completan el Miércoles Santo

Crónica de los conciertos del miércoles en la Semana de Música Religiosa de Cuenca

La Grande Chapelle (fotos de Santiago Torralba)

Tras leer las formidables notas al programa escritas por Albert Recasens sobre el monográfico del compositor del barroco español Sebastián Durón (1660-1716), sabía que el musicólogo y director de la Grande Chapelle iba a poner la misma pasión en interpretar su música.

Conozco desde hace bastantes años a Recasens. Siempre me sorprendió el entusiasmo con que abordaba su trabajo, las investigaciones que le llevaron a poner en valor muchas páginas interesantísimas de nuestro pasado. Accedía a las fuentes documentales, pero lo realmente importante es que poseía la innata habilidad para interpretarlas. En su faceta como director de La Grande Chapelle prolonga la misma personalidad y forma de trabajar: conocimiento, entusiasmo y defensa de unos principios musicales claros y documentados.

Vayamos por partes. El barroco español es una de esas paradojas inexplicables que poco a poco –menos mal— hemos racionalizado. Hasta hace apenas tres décadas era interpretado como un periodo pobre, sin talento ni interés. Gracias a agrupaciones extranjeras primero y nacionales después (entre otras, las dirigidas por Àngel Recasens, padre de Albert) hemos redescubierto un universo musical inmenso, imbricado con el siglo de oro literario y la gran pintura de la época. Uno de los ejemplos de este periodo  lo encarnó el autor –nacido en Brihuega— Sebastián Durón, cuya obra religiosa posee una intensa densidad y una audacia armónica permanente, que encierra a un compositor muy grande e imaginativo.

El homenaje del trescientos aniversario de la muerte de briocense sonó luminoso entre los enrevesados contrapuntos y diáfano entre los audaces choques armónicos. El momento más sencillo fue el villancico en lengua vernácula «Cuando muere el sol», rodeado de las intensas Lamentaciones, en las que el autor impregnó de retórica sonora los textos dolorosos y de culpa originales. Una clara dirección y el saber hacer de La Grande Chapelle llevaron  adelante este excelente concierto en la iglesia de San Miguel.

PRIMER ESTRENO

A las 20:30 tuvimos el primer concierto en la iglesia de la Merced, un espacio recuperado como biblioteca que entusiasma al visitante y al oriundo por su equilibrio, estructura y por las posibilidades escénicas y acústicas que encierra. En ella escuchamos la primera obra de encargo de la 55 edición de las SMRC: Una sucesión de lamentaciones que bajo el título de SOS: SONGS OF SUFFERING (canciones del sufrimiento) ha escrito el compositor, percusionista y director británico James Wood (1953). La obra lleva consigo un poético montaje audiovisual realizado por Arnim Fries, en los que el sufrimiento de Israel por la invasión babilónica es traspasado espiritualmente al momento actual, principalmente ante el hecho de las persecuciones de los cristianos coptos en Egipto, pero también por el trágico devenir del mundo árabe contemporáneo. La obra se convierte en un grito ante la injusticia de la violencia, para lo cual utiliza los textos de las Lamentaciones de Jeremías y citas actuales –traducidas al latín— de testigos y víctimas de los ataques a los coptos.

La obra busca un brutal contraste entre los pasajes de las lamentaciones –con un coro utilizado casi como voces individualizadas, en registros extremos y en intensidades límite para buscar el paroxismo expresivo— y los responsorios, mucho más pausados y homofónicos. La instrumentación es peculiar y casi irrepetible: dos clarinetes, una viola da gamba y un acordeón. Las posibilidades tímbricas son infinitas y apoyan con fuerza los pasajes más severos y duros de la composición. En resumidas cuentas, una obra profunda, con una intensa carga dramática muy bien interpretada por el Vocalconsort de Berlín bajo la dirección del propio compositor.

Galería

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies