05/03/2019 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 5 de marzo

INFANTIL

Sara & Ted, detectives. El dromedario robado.-Emily Marshall / Ilustraciones de Chema García.-Editorial Anaya

¡Fuera los dromedarios! Mientras nos retirábamos, mi madre negó con la cabeza y comentó: —Esto no me gusta nada. Habrá problemas. Y, como siempre, estaba en lo cierto. Abandonamos las gradas y nos dirigimos a los establos. Bud Hill, que estaba cepillando la joroba de Tommy, nos dio la bienvenida: —¡Hola, Laura! ¡Hola, niños! ¡Sacrebleu! ¿Os ha gustado mi actuación? —Fantástica —respondió mi madre. —Pero no todo el mundo está de acuerdo —añadió Ted, metiendo el dedo en la llaga.
En Lake City se desata la polémica. ¿Puede el dromedario Tommy participar en el Gran Rodeo anual y ganarlo? ¿O los rodeos están reservados a caballos? Esa misma noche, Tommy desaparece de su establo. El "sheriff" Finnegan inicia las investigaciones, p pero hay tantos sospechosos que no se aclara. Suerte que sus hijos Sara y Ted están ahí para ayudarle. (A partir de 8 años)

 

Un mundo de mujeres extraordinarias.- Eva Prada .-Editorial Algar

Quinta gobernante de la dinastía XVIII del antiguo Egipto, Hatshepsut no se conformó con reinar como esposa o regente, sino que decidió hacerlo en solitario, y fue pionera en el uso de la propaganda para fortalecer su imagen como faraón. Eliminó de sus nombres y títulos todas las desinencias femeninas, se vistió como hombre y reinó durante 22 años de paz y prosperidad en Egipto. La paridad que se intuye en la historia de Enheduanna se refleja también en la vida de Puduhepa, quien, en el antiguo Imperio hitita, reinó en igualdad de condiciones al lado de Hattusili III, su marido. EGIPTO Siglo XV a. C. TURQUÍA Hatshepsut Siglo XIII a. C. Hatshepsut dedicó la mayor parte de su reinado a embellecer el país y a restaurar los templos, borrar las huellas de antiguas guerras y erigir obeliscos y templos que se cuentan entre los más importantes de la historia.
Os invitamos a realizar un viaje fantástico por los cinco continentes, a través de las diferentes épocas de la humanidad, para descubrir las biografías de mujeres que marcaron la historia. En este viaje, conocerás muchos nombres propios que no deberían haber caído nunca en el olvido.
Además, gracias a los mapas y a las cronologías que incluye la obra, podrás ubicar fácilmente a estas mujeres extraordinarias en el lugar y el momento histórico en que vivieron. (A partir de 8 años)

 

El pasajero 19.- Carlos Vila Sexto.-Editorial Edebé

Se abrochó de nuevo la camisa y abrió el grifo del lavabo. El sonido del agua al correr le tranquilizó. Con calma, se remangó. Al hacerlo, descubrió un tatuaje en la cara interior de su antebrazo izquierdo. Un ángel blandía una espada mientras miraba hacia el suelo. El dibujo parecía estar a la mitad. Se remangó el otro brazo y descubrió la otra parte. Juntando sus dos antebrazos, con las palmas de las manos vueltas hacia su cara, el tatuaje apareció completo. El ángel pisaba la cabeza de un hombre con barba de cuya espalda salían unas alas de murciélago. 

Un cadáver. Eso es lo primero que ve Miguel cuando se despierta sin memoria en el compartimento de un tren que bordea el mar Cantábrico, azotado por un huracán. Su primer impulso es huir de la escena del crimen, pero —cuando comprende que alguien le ha incriminado en el asesinato— no tendrá más remedio que permanecer a bordo e intentar desentrañar el misterio; sin poder bajar de un tren en el que todos le persiguen y donde apenas puede esconderse. Solo tiene unas horas antes de llegar a su destino. Pero puede que no sean suficientes para asimilar la verdad que está a punto de descubrir. Porque este no es un viaje normal. Oh, no... Esto es algo más.

¿Piensas que lo sabes todo sobre las historias de misterio? Piénsalo de nuevo. (A partir de 13 años)

 

JUVENIL

Milagros en Bicho Raro.- Maggie Stiefvater.-Editorial SM

Joaquín saltó a la camioneta para desenchufar de un tirón los cables de la batería que alimentaba la emisora, y luego brincó afuera para arrancar con energía las tomas de tierra. Sin embargo, como ocurría a menudo, Beatriz tenía razón. Los faros avanzaron en la distancia sin detenerse ni girar hacia ellos, iluminando matas de artemisa y hierbajos. El vehículo se dirigía, sin duda, hacia Bicho Raro. Lo que buscaba no eran ondas de radio, sino milagros. Daniel abrió los ojos y dijo: –Tengo que llegar al pueblo antes que ellos. Porque no podía haber milagros si no había un santo.
Visitar la aldea de Bicho Raro es entrar en un paisaje irreal de santos oscuros, amores prohibidos, sueños científicos, búhos trastornados, afectos retorcidos, huérfanos y estrellas vigilantes en el cielo del desierto.
El corazón de este lugar son los Soria, una familia que siempre ha tenido la capacidad de realizar milagros. Y el corazón de la familia son tres primos que ansían cambiar su futuro: Beatriz, la chica sin sentimientos que solo anhela ser libre para pensar sin estorbos; Daniel, el santo de Bicho Raro, capaz de hacer milagros para cualquiera salvo para sí mismo; y Joaquín, que dedica todas sus noches a emitir programas de rock desde su emisora ilegal con el alias de "Diablo Diablo". Tal vez los tres necesiten que se obre un milagro también para ellos. Pero los milagros de Bicho Raro raras veces responden a lo que espera quien los recibe...  (A partir de 14 años)

 

ADULTOS

Marcovaldo.-Italo Calvino.-Ilustraciones de Alessandro Sanna.-Libros del Zorro Rojo

De regreso a casa llevaba otra avispa en el frasco. Convencer a su mujer de que se dejara pinchar no fue empresa de poca monta, pero al fin lo consiguió. Y durante un buen rato, Domitilla solo se quejó, algo es algo, del escozor de la avispa.
Marcovaldo se dedicó a capturar avispas a troche y moche. Puso una inyección a Isolina, otra a Domitilla, pues únicamente una cura sistemática procuraría alivio. A continuación decidió también dejarse picar.
Publicada originalmente en 1963, en Marcovaldo, personaje y escenario zurcen la trama de un libro circular que se desarrolla en torno al devenir de las estaciones. Marcovaldo, obrero raso, vive con sus muchos hijos en las afueras de una ciudad gris, que es uno de los colores con los que Sanna ambienta la obra. El otro color, ese naranja tan vívido, brota de la mirada de su protagonista y de la escritura de Calvino, ambas son una y responden a la poesía que radica en los detalles y que resignifican el entorno desfavorable hasta convertirlo en una fiesta de los sentidos y de la vida misma. Las marcas de la naturaleza son decisivas para quien, como Marcovaldo, confía en un progreso muy diferente al tecnológico: un progreso «subjetivo» en el que confluyen mirar y ver.

El propio Italo Calvino nos dice:
«Es la última encarnación de una serie de cándidos héroes pobres diablos a
lo Chaplin, con una particularidad: la de ser un Hombre de la Naturaleza, un Buen Salvaje exiliado en la ciudad industrial.
¿Libro para niños? ¿Libro para jóvenes? ¿Libro para adultos? Hemos visto
cómo estos planos se enlazan de continuo. ¿O más bien un libro en el que el autor, a través del filtro de unas estructuras narrativas sencillísimas, expresa su propia relación, perpleja e interrogante, con el mundo? Tal vez esto también.” 

Comentarios
comments powered by Disqus