17/02/2019 MTBlog
Aitor Anguiano
Aitor Anguiano
La Hocecilla por el Cerro del Tesoro

La ruta de este domingo nos ha llevado a la Hocecilla, uno de esos numerosos rincones de la Serranía que te dejan sin palabras. Uno de esos lugares modestos, escondidos, discretos…que te encuentras en medio de una mañana de febrero y hacen que haberte levantado de la cama ese día haya merecido la pena, aunque la temperatura roce los cero grados a la nueve de la mañana. Caso real.

La jornada, pese al intenso frío mañanero a la vera de la Hoz del Júcar, ha quedado de lujo. Luminosa, despejada, buena temperatura. Ideal para rodar por la Sierra. Manolo, Javier, Vicente y Aitor hemos arrancado, como suele ser habitual, desde el puente de San Antón tras haber decidido allí mismo la ruta. No somos de planificar con antelación. Nos gusta más decidir sobre la marcha según se presente el día.

La ruta principal que hemos seguido hoy arranca por un camino que sale a la izquierda de la carretera de Valdecabras, justo antes de entrar en la Hoz. Eso sí, para llegar a ese punto Javier nos ha metido entre pecho y espalda una senda de subida de esas que hacen mucha ‘pupita’. De esta forma, la llegada a Verdelpino ha sido por un recorrido diferente incluida excursión por el ’sembrao’ en el típico caso de camino que “desaparece” de repente para dar paso a una parcela cultivada.

Una vez atravesado Verdelpino y alcanzado el camino antes mencionado, ubicado en la entrada de la Hoz de Valdecabras, toca meter plato pequeño, subir piñones…y apretar los dientes. Desde esa zona hasta el punto más alto de la ruta la subida es continua con algunas rampas realmente duras, tanto como para echar pie a tierra. Eso sí, los caminos están muy bien marcados, son anchos y el firme está en buenas condiciones, salvo algún tramo de esos pestosos con mucha piedra en los que cuesta avanzar. El punto más elevado se alcanza poco después de superar las Tinadas del Tirado, un cruce de caminos estratégico en las rutas de la zona (Casa de las Carboneras, Barranco de los Lobos, Pico de la Grulla, …).

Desde allí toca dirigirse dirección Villalba de la Sierra y estar atento porque poco después de coger el camino de la izquierda hay que tomar una senda a la izquierda que está bastante escondida aunque, si te fijas, está señalizada con un montón de piedras al lado del camino. A partir de aquí, tras una prolongada y sufrida subida desde la Hoz de Valdecabras, comienza la fiesta. Es decir, una preciosa y prolongada bajada que nos llevará por la Hocecilla hasta el Camino del Agua que enlaza Villalba con Cuenca.

El descenso por la Hocecilla es de los de disfrutar. La primera aparte es una senda, un singletrack, perfectamente ciclable con cuidado. Es la parte que atraviesa la propia Hoz y donde merece la pena bajar la velocidad para poder disfrutar del panorama. El paisaje se va cerrando hasta llegar a un arroyo y poco después se accede a un camino más ancho en el que se puede dar velocidad a la bici. Desembocamos en  el Camino del Agua, desde donde nos dirigimos al final del destino. En este caso, y como se nos ha dado bien de tiempo, la recompensa han sido unos tercios en la terraza de San Antón. Un final a la altura de la ruta.

(ACCEDE DESDE AQUÍ A TODOS LOS DETALLES DE LA RUTA: TRACK, MAPA,...)

 

Powered by Wikiloc

 

Relive 'La Hocecilla por el Cerro del Tesoro'

Comentarios
comments powered by Disqus