15/04/2018 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 15 de abril

INFANTIL

El mejor regalo del mundo.- Claudia Bielinsky.- Editorial Edelvives
Peluche busca una cama para dormir, mientras que el pajarito debe despertar a los animales perezosos. Con estos divertidos libros de solapas los más pequeños podrán jugar a descubrir qué hay detrás de cada imagen, porque a veces las cosas no son lo que parecen... (A partir de 3 años)

Cuervo.-Leo Timmers .-Editorial Algar

Cuervo es negro como el carbón. Tan negro que da miedo. Pero, ahora, Cuervo tiene planes. Cuervo es la divertida historia de cuatro pájaros alocados. Nueva edición de un divertido éxito infantil que muestra a los niños el valor de la amistad y de ser uno mismo a través de la historia de 4 pájaros alocados. (A partir de 6 años)

Mi vida en dibujos: La maldición del lápiz.-Deborah Zemke.-   Editorial Bruño

«Me llamo Bea García ¡y soy una artista! De mi lápiz salen dibujos geniales.El lápiz de Judit Einstein (la chica más lista de la clase) también es mágico. ¡Se sabe todas las respuestas correctas! ¿Y si yo tuviera el lápiz de Einstein? ¡Podría pasar de todo!
Este libro cuenta MÁS cosas de mi vida en dibujos. ¡Espero que te guste mucho!». (A partir de 8 años) 

JUVENIL

Centinelas de los hielos.-Silvia Martínez-Markus.-Editorial Palabra

Stella vive una apasionante aventura junto a su amiga Dana y sus hermanos Ainé y Ceix. En Centinelas de los hielos, volvemos a encontrarnos con Pau y con otros nuevos amigos, tanto del mar como de la tierra.

En su viaje a antiguas civilizaciones y mares exóticos, descubrirán tesoros ocultos que solo existían en los mitos y leyendas. El Consejo de ancianos les confiará una misión especial para hacer frente a las ambiciones de poder de los que quieren dominar a hombres y sirenas. Vivirán peligros y conspiraciones, asesinatos y traiciones, pero junto al dolor experimentarán el amor y el consuelo.

Centinelas de los hielos nos revela secretos sobre Stella que ni ella misma conocía. En este libro nos seguiremos asombrando de la cantidad de tonalidades que pueden teñir el mar.

*Silvia Martínez-Markus nació en Madrid, es germanista y completó sus estudios literarios en el Taller de Escritura de Madrid. Compagina la literatura juvenil con la docencia y su gran afición por la gastronomía. Ha publicado varios libros, entre ellos  El mar no siempre es azul, donde da comienzo la historia de Stella. ¿Alguna vez ha soñado con convertirse en una sirena? Sí, lo ha soñado, pero le dan miedo los tiburones. (A partir de 13 años).

ADULTOS

Egos.-Soco Cordente.-Editorial Círculo Rojo

*Juan Clemente Gómez

“Egos”  subyuga  y cautiva ya desde la primera lectura. Con múltiples análisis  e interpretaciones,  está  compuesto por relatos cortos y microrrelatos que piden a gritos la complicidad del lector para desarrollar completamente la esencia humana  que contienen en toda su complejidad. Muy importante es comprender bien  la introducción como   advertencia  previa para   adentrarse en la atmósfera psíquica-vital que  Soco Cordente  ha sabido crear controlando  unos personajes,  la mayor parte etéreos, apenas definidos, como breves apuntes  de un gran mosaico literario  de acuarelas  experienciales.

La autora se adivina embebida por las enseñanzas de José Deconde y ejecuta excelentes  malabarismos literarios    bajo la carpa protectora de Carol Jung, iniciando un viaje   poblado de relatos sutiles que tejen magistralmente  este segundo libro de la prometedora escritora conquense.

Precisamente es Jung quien en una de sus conocidas frases nos dice que PENSAR ES DIFICIL, ES POR ESO QUE  LA MAYORÍA DE LA GENTE PREFIERE JUZGAR.

“Egos” no es un libro de literatura al uso, no está hecho para ser juzgado sino que obliga al lector a pensar  repetidamente unas veces en la forma y otras  en el contenido. En el qué nos dice la  autora o qué nos quiere decir sin decirlo y en cómo lo dice o cómo no nos lo dice. Esa es una de las principales cualidades del paradigma del  microrrelato,  cualidad o rasgo  pragmático, es lo mismo: la exigencia de un lector activo. Ante un decir  a medias del autor que insinúa, que apunta, siguiendo la máxima latina del INTELLIGENTIBUS PAUCA, a los buenos entendedores, pocas palabras.

EGOS es un conjunto de narraciones cortas, que no llegan a adquirir  el título de cuentos, sino de relatos, relatos cortos como Pigmalion y su continuación  Quiero y no puedo ,el resto pueden ser considerados como microrrelatos de diversa índole, donde confluyen en  la mayoría de ellos  los   rasgos discursivos de  narratividad e hiperbrevedad y sobre todo concisión.  Sus  personajes están mínimamente caracterizados. Como rasgo específico del microrrelato su comprensión depende muchas veces del título, lo que es conocido como paratexto. Por ejemplo: en el titulado Fanáticos, esta es la palabra clave del texto que describe a los personajes erráticos del mismo unas veces englobados en el plural somos y otras en el singular  eres   o en Profanando la estabilidad, donde la palabra profanar es clave para la comprensión del conjunto.

Es preciso destacar como originalidad de “Egos” la separación de los respectivos microrrelatos con sintagmas enunciativos que rozan la calificación de aforismo, apotegmas o simplemente  hiperbreves, también conocidos como nanorrelatos.

Basten como muestra de esta forma singular de expresar un sentimiento sin una estructura formal:

-Solo si pierdo la ilusión por contemplar una luna llena, comienza a preocuparte por mí.
-La conozco y sé que es un ángel, pero hay quien, al verla desde lejos, mira sus alas y su fuego y cree estar viendo a un dragón.
-Nunca un verano tuvo las manos tan frías.

Y   el que   describe  esencialmente la personalidad de la autora:

-Al igual que Clarice, también intento silenciar a los corderos.
Aparecen metáforas como si quisieran suavizar el dramatismo del contenido y  dar un toque poético al libro:
-Esconderse tras los biombos de mi soledad.
-Mellada dentadura del viejo piano. 

-Cuando de verdad se está enamorado, te pueden regalar un avión de papel, te subirás en él e inventarás el cielo…

Sus textos están salpicados de referencias cultas, como Salieris y Mozart, Rodin, Dalí, Pigmalión, Almodóvar, Lestart, etc….
Mas no es la forma la única cualidad del libro, a mi juicio la verdadera calidad  literaria radica en   una profunda  intertextualidad,  marcada por el miedo del ser humano a enfrentarse consigo mismo y por su tendencia a utilizar una abigarrada colección de máscaras como armas para librarse del trágico espectáculo de su propia desnudez  ante un espejo mordaz  en el desierto de la vida, intertextualidad   suavizada por pinceladas de ironía:

–Ya estoy con el tacón puesto.
–La verdad es que nunca te imaginé bajada de él, querida.
 

Cualquier ser humano, en su actuación social busca agradar a quienes le rodean y por eso se ve  forzado con frecuencia  a aceptar un status preestablecido, Soco Cordente ya en  su primer relato Profanando la estabilidad, da un toque de atención sobre el contenido del libro, lo dice de un forma poética: “preferí no saber nada de jugar a las casitas en pareja…me convertí en una desertora de lo mundano…”, en definitiva… me dejé de entender con quien me hablaba de una rutinaria estabilidad…


En 200 años, encontramos una perla: No sé a cuantas personas echamos de nuestra vida después de haber sido esos insulsos seres crédulos, sumisos, tímidos peleles, contenedor perfecto donde guardaban su basura… Fiel reflejo de una de las frases más afortunadas de Carl Jung: Todos nacemos originales y morimos copias”. Nacemos auténticos, originales y puros y con el tiempo vamos copiando perdiendo así nuestra originalidad…


Soco Cordente  muta su piel y su sentir a los personajes anónimos, se identifica con ellos, hace suyo el sentir del protagonista de turno: también ella escupe a la cara sus teorías sobre el ser humano y sus movimientos en este mundo: “Hemos perdido la cuenta desde que dimos paso a una necesaria  evolución y de la gente   a la que hemos escupido la verdad a la cara…”

En Pigmalión, el relato más largo, aparece el modelo más claro de la narrativa de Soco, en él encontramos como  base el concepto de   sombra de Carl Jung:  la sombra es aquello que las personas no desean ser, el lado oscuro de la personalidad, lo que se trata de esconder, la negatividad, los demonios particulares, lo más primitivo de la nuestra naturaleza, aquello a lo que en el fondo de nuestro ser tenemos miedo,  su alteza  real el miedo, que se convertirá en rey cuando la persona adquiere el uso de razón.  En Pigmalión predomina el narcisismo de Enrique, protagonista, y como consecuencia,  este encerrarse en sí mismo le hace  ser engreído y  orgulloso  “lo que quiero son focos hacia mi persona”… Del mismo modo se puede ver este ensimismamiento en la continuación del anterior :  Quiero y no puedo  donde  Miguel se reconoce engreído orgullo y paleto;  los personajes están enamorados de sí mismos, no pueden ir más allá, quieren pero no pueden, están atrapados por  la sombra y se colocan una máscara protectora que les da apariencia de normalidad en sus relaciones personales; es precisamente en este ámbito personal donde el  efecto Pigmalión influye con más intensidad pues hace que el personaje se comporte según la imagen que él mismo se ha creado y que a su vez cree que los demás tienen de él : No soporto no ser el centro de atención, pierdo seguidores y tengo que maquinar más numeritos. 

EGOS, a pesar de su corta extensión tiene los suficientes recursos para que escribir todo un tratado de arte literaria, lo cual se sale de los límites de esta visión crítica  general y personal. Basten, para finalizar unas breves pinceladas de cuatro  sublimes microrrelatos:

-“Reloj de arena”, donde aparece la corrupción en su más fina esencia, cubierta por la máscara de la ignorancia ,de tal forma que, como  respuesta,   dan ganas de arañar el cielo… 
-“Incertidumbre”, en el que se enfrentan dos seres doloridos, uno que llora “mis lágrimas hicieron de temporal por calles vacías” y otro vacío y hueco que solo ve su reflejo en el espejo hasta volverse loco…”loco de atar”.
-“Frente a frente”,  dos personas que en un tiempo estuvieron muy unidas, han pasado  del amor a la indiferencia: ley de contrastes, del éxtasis a la desilusión, la muerte por dentro.
-“Lucha de egos” paradigma del ego perseguidor cuyo objetivo vital es conseguir control.

Dice Carl Jung que “Ningún árbol crece hasta el cielo sin que sus raíces toquen el infierno.”. Soco Cordente, metida en la piel de ¿Hazte oír? No, escúchame tú…donde  se revela la lucha entre la realidad y las apariencias, donde la protagonista ha sido manipulada, pero no vencida, baja con sus personajes de EGOS  al infierno de la vida para elevarse hasta el cielo del buen hacer literario, y como Clarice, en El silencio de los corderos vive en lo más profundo de su ser la necesidad de auxiliar a los que llevan caretas por el mundo para librarse de las garras de una Sombra, real como la vida misma. Confiamos en que seguirá plasmando con las letras lo que piensa y lo que siente, luchando hasta que los corderos alcancen la felicidad. 
 

 

Comentarios
comments powered by Disqus