05/02/2018 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 5 de febrero

INFANTIL

Pinocho.- LIBRO  PUZLE.-Ilustraciones de Fabiana Attanasio.-infovvkids.-917022388

Diviértete haciendo los puzles que recrean las aventuras de este muñeco inquieto, y después coloréalo de la forma que más te guste. Pero antes de jugar, tendrás que ayudar a Pinocho a convertirse en un niño de verdad...Pinocho no es un muñeco de madera como los demás: tiene vida propia y, aunque debería ir cada día a la escuela, siempre se distrae por el camino y acaba en los lugares más insospechados. Su largo viaje lo lleva a un circo de marionetas, al País de los Juguetes e incluso al interior del vientre de una ballena. (A partir de 6 años)

Ada Goth y la sinfonía siniestra.-Chris Riddell.- Editorial Edelvives
¡Un festival muy particular!
Ada Goth está encantada con Gothstock, el festival de música que se va a celebrar en el Palacete Nebroso. Sin embargo, tendrá que lidiar con invitados como su abuela, decidida a encontrar una nueva mujer para lord Goth, o con el fauno que se ha instalado a vivir en su ropero. Además, el insidioso Maltravers tiene un plan. Por suerte, la invitada más interesante de todas está de su parte. A partir de 8 años

El asombroso caso de las sombras equivocadas.-Carlos Salem&María Simavilla.-Editorial Edebé

Ponte frente a la luz, cualquier luz. Puede ser artificial o la luz del sol. ¿Ya lo has hecho? Perfecto. Ahora, a toda velocidad, mueve un brazo mientras miras detrás de ti y hacia abajo. ¿Lo has visto? ¿No? Prueba otra vez, pero ahora fíjate bien en lo que DEBERÍAS ver y no ves. ¿Ahora sí? Tu sombra. Tu sombra no se mueve al mismo tiempo que tu brazo. Si vuelves a intentarlo, ella tratará de seguir el ritmo. Casi nunca lo consigue. Y si la miras bien, verás que tu sombra NO ES como solía ser.Me llamo Minerva Watson. Soy descendiente directa del detective más grande de todos los tiempos. Y estoy metida en un buen lío. Uno de los grandes.
Y tú también estás en un gran lío, aunque todavía no lo sepas. TODOS lo estamos. Y puede que sea por mi culpa. Resulta que tu sombra NO ES tu sombra. Todas las personas tenemos la sombra cambiada. Salvo mi hermana adoptiva Ayelén, que ya no tiene sombra. Porque ella no está EXACTAMENTE en este planeta. Y eso también es mi culpa. (A partir de 10 años)

JUVENIL

El rayo azul.-Marie Curie, descubridora del radio.-Vicente Muñoz Puelles.-Ilustraciones de Ana Bustelo.-Editorial Anaya

María Sklodovska, conocida años más tarde como Marie Curie, nació en Varsovia en el seno de una familia de escasos medios. Mientras su infancia transcurrió en la Polonia ocupada por los rusos, de joven logró viajar a París para estudiar física y matemáticas, y allí conoció al físico Pierre Curie. Comienza entonces, en un pequeño cobertizo, una de las grandes aventuras científicas de todos los tiempos. Gracias al esfuerzo, la perseverancia y el compromiso con la ciencia, descubrirá el radio, que posee propiedades terribles, pero que, sabiamente dirigido, puede ayudar a curar el cáncer. Marie Curie fue la primera mujer en recibir el Premio Nobel, que obtuvo en dos ocasiones: en 1903 en física, y en 1911 en química. (A partir de 14 años)

ADULTOS

Emma.-Emilia Poveda Peñaranda.-Editorial Círculo Rojo
Nada más adentrarse en las primeras páginas, el lector se verá sorprendido por la estructura original de esta ópera prima de la autora que controla  el tiempo como si de un juego   al escondite literario se tratara , alternando de forma magistral épocas del pasado con  tiempo actual  y futuro. El  contenido del libro  está dividido en dos partes, claramente diferenciadas: en la primera vemos la narración sencilla de hechos ocurridos en la España   de los años 60, situados en un ambiente rural y provinciano   en el que la autora deja como semillas en el sendero palabras con olor a pueblo como artesa, barreño, gomero, abrevadero, cántara, aguamanil y sintagmas tan evocadores como sartén de patas o sapo de la patata. Enmarca la acción de esta primera parte en decorados típicamente conquenses por los que va discurriendo una acción ordenada, con una prosa sencilla y emotiva: Carretería, Plaza Mayor, Puerta de Valencia, río  Júcar, etc… mencionando   edificios ya desaparecidos como el “Severo Catalina”, academia por donde  pasaron  en aquellos años la mayoría de los estudiantes conquenses, o  aún  en  uso como el reloj de Notario o la residencia universitaria femenina “María de Molina”.
En la primera parte la secuencia  narrativa discurre acompasada en el tiempo cuajada de aciertos narrativos como:
• Una pared amurallaba la hoz en  la otra orilla del río y la hacía inexpugnable. 
• Por la ventana abierta entraba el reflejo mortecino de una farola. Los grillos indiferentes seguían con su cansina cantinela.
• Se lavó la cara en el lavabo agrietado y sucio. Una cucaracha se asomó por el desagüe. Matilde abrió el grifo a tope, el potente chorro de agua hizo desaparecer al insecto.
• No resistía más ver a su tesoro llena de llanto y mocos. Sacó su pañuelo de un blanco inmaculado y le fue limpiando la cara como cuando era pequeña. 
Logra transportarnos  con sus palabras a una proyección visual de imágenes:
• Las lágrimas reprimidas brotaron calientes y libres dibujando dos regueros brillantes en su rostro sin maquillaje.
• Cuando hablaba saltaban chispitas de saliva al aire.
• Los pinos clavados en la piedra se alzaban orgullosos.
• La rodilla le pinchaba como si la carcoma estuviera taladrando sus huesos.
• A Pispa se la encontró Emma un día con un trapo al cuello y colgada de un tronco del leñero. 
En el texto hallamos bellas metáforas como:
• Mariposillas en la barriga
• Ojos color de cielo
• Emma perdida en el mar verde de aquellos ojos
Sensaciones plásticas:
• Su larga melena despidió destellos de luz
• Tufillo rancio que se desprende de sus hábitos
• Lloró sin ruido, etc.
Estos componentes literarios dejan al descubierto las grandes facultades que Emilia   tiene   como escritora, convirtiéndola en una observadora minuciosa con grandes dotes descriptivas:
Subió la empinada escalera que conducía a la cámara iluminada por la luz de un ventanuco con el cristal  roto. Se paró curiosa, había sacos con trigo, legumbres, patatas, garrafas tapadas con corcho, frascos de cristal tirados por el suelo, trastos y más trastos, todo cubierto por una espesa capa de polvo. De repente algo pasó volando cerca de su cabeza…
En la segunda surge, como  vendaval  inesperado,  un ritmo trepidante que nos sumerge en un alocado tiovivo emocional. Frases cortas, tajantes, que dotan a la narración de una ansiada celeridad induciendo  al lector a pasar la vista de tres en tres líneas, como si notara ya las ansias de conocer el final.
Podríamos calificar  a la obra como un juego de muñecas matrioskas que esconden en su interior historias y acontecimientos variopintos   y que dan lugar al nacimiento de nuevos personajes, destacando además de la protagonista  Emma, otros como Carlos, Antonio, Matilde, Carmelo, etc. 
Si importante es la forma literaria, no queda atrás  el contenido temático,  multiforme y a todas luces digno de debate en tertulias o libro fórum: Por él desfilan   temas tan importantes como:
• La guerra civil: Aquella noche nos acostamos todos en la cama grande enfermos de pena, de miedo y de hambre…sus pechos se secaron…la gallina muerta aún estaba caliente….la mujer de Francisco, la roja, me da igual si se ha hecho roja o no…
• La homosexualidad: Marcelo estaba muy decepcionado al descubrir las tendencias sexuales de su hijo, pero nunca lo comentó con su mujer, en el fondo pensaba que Dios le había castigado con aquel hijo por haber sido un golfo mujeriego…
• El éxodo rural: Los jóvenes no aguantan  la vida en un pueblo pequeño, aunque sea tan bonito como el nuestro…como cierren la escuela se acabó el pueblo…
• Niños disminuidos: Era como una niña pequeña. Una muñeca preciosa, menudita, con los ojos azules, la alegría de la casa. Sufrimos mucho cuando fue al colegio. Los niños se reían de ella.

• El acoso: Allí estaba Víctor, el estudiante de Medicina tenía agarrada a la chica y con una mano le tapaba la boca.
• Sociedad machista: Recoger la mesa es cosa de mujeres…
• Madres solteras:   Lo que no supimos fue ver  la tristeza de sus ojos ni su vientre algo hinchado que ella disimulaba con vestidos amplios.
• Religión contrastada: Dios cruel y castigador versus Dios de Jesús, padre amoroso.
• Etapas del amor: adolescencia, juventud, adultez, ancianidad…
Es precisamente el tema del amor el que aparece en toda la obra  como leitmotiv dirigente: un amor primero  entre la protagonista y Carlos, un amor firme entre Emma, de nuevo, y Antonio, un amor prohibido entre Matilde y José, un amor truncado entre Matilde y Carmelo, un amor tabú entre el padre Ángel  y la hermana Teresa, y un amor imposible entre   Marcelo,  homosexual, y Florinda su mujer.
Una gran obra que   nos sumerge en un futuro lleno de interrogantes  y que va creando una maraña artística  entre realidad y ficción hasta   quedar atrapados en una red invisible que solo se desvelará en la campanada final, la sorpresa de  la última página, cuando todo parecía haber terminado: un guiño literario de indiscutible valor para esta excelente obra de Emilia    nacida en Alarcón, junto al Júcar, y vuelta a nacer en Elche, donde el azahar florece y la palmera danza al ponisol de la calle Mena. 

Comentarios
URL de Trackback:

comments powered by Disqus