05/02/2017 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 5 de febrero


AURELIO.-Antonio Rubio (texto).-Federico Fernández (ilustración).-Editorial Kalandraka
Para leer, recitar, divertirse y jugar con a, e, i, o, u. Juego de rimas y vocales que se ha llevado el murciélago Aurelio para hacerse el nombre entero.(Primeros lectores)

”La línea”.-Claudia Rueda.-Editorial Océano
Un álbum sobre la libertad y el poder de la imaginación escrito e ilustrado por Claudia Rueda

Este original libro está protagonizado por una línea. Es una sencilla raya hecha con lápiz que un día se aburre de hacer ejercicios sobre la página de un cuaderno cuadriculado y decide escapar del salón de clases. Muy contenta se va a recorrer el mundo. Así, la línea llega a una ciudad, escala altas montañas y conoce el mar, donde se enfrenta a unos temibles piratas. Es entonces cuando los lectores se percatan de que el verdadero protagonista de la historia es un niño llamado Leonardo, quien echa a volar su imaginación en medio de la clase. (A partir de 8 años)

“Tu abuela es una crack de las mates”.-Joan Olivares.-Editorial Algar
A Ismael no le gustan las matemáticas. Siempre se queja cuando su abuela Balbina le pide que le explique qué ha aprendido en el colegio. Pero cuando conoce a Melisa, lo ve todo de otra manera. Mientras la abuela les prepara una deliciosa merienda, escuchan atentos sus historias de números, divisiones, fracciones y porcentajes. Es entonces cuando Ismael entiende cuál es la magia de las matemáticas. (A partir de 10 años)  

ADULTOS

“Todo confluye”.-José Eizaguirre.-.-Espíritu y espiritualidad en los movimientos altermundistas.-Editorial Desclée de Brouwer
Este libro es el resultado de un cruce, el de la sensibilidad social con la sensibilidad espiritual. En contra de lo que parecería natural y lógico, ambos mundos no van siempre unidos. Por un lado, muchas personas implicadas en las iniciativas y movimientos por otro mundo mejor posible no parecen mostrarse interesadas por cultivar la espiritualidad ni por la religión. Por otro lado, muchos creyentes, cuya fe se desenvuelve en el seno de la Iglesia, miran con escepticismo y desconfianza a los nuevos movimientos sociales, al ecologismo y feminismo, a los partidos políticos alternativos, a las experiencias de economía social y, en general, a las nuevas iniciativas que pregonan que “otro mundo es posible” (de ahí la palabra alter-mundista).
El autor muestra la íntima conexión entre ambos mundos. Estamos ante un nuevo paradigma cultural que se refleja en una espiritualidad cuyos rasgos se apuntan aquí con claridad: conciencia, integración, confianza, transformación. Y, junto al recorrido descriptivo-narrativo, se propone la práctica del silencio como un camino concreto para adentrarse en esta nueva conciencia, pues “no hay cambio estructural sin cambio personal y no hay cambio personal sin silencio interior”. Por eso el libro incluye ejercicios guiados que invitan y quieren ayudar al lector a hacer su propia experiencia.


 

Comentarios
URL de Trackback:

comments powered by Disqus