17/01/2019

Y la residencia de Cañete ¿pa cuando?

Lamento redundar en que, a día de hoy, la residencia para mayores de Cañete continúa cerrada. El principal impedimento para proceder a su apertura, y de paso generar una treintena de empleos, según la escasa información que desde el ayuntamiento se facilita, no era otro que el estado del tendido eléctrico, es decir, su funcionalidad. Asunto este que, por fin, se abordó en noviembre pasado contratando los servicios de una ingeniería para su peritación concluyendo esta con informe favorable certificando el buen estado de la misma.

Quedaba así superado el principal escollo aunque según la información de que dispongo el punto y final sería el de equipar el edificio con unos aparatos cuyo coste podría rondar los cuarenta mil euros que aunque mucho me parece no deberían ser un obstáculo insalvable.

Estamos hablando de una información en poder el ayuntamiento de Cañete, y es de suponer que en poder de la Diputación y de la Junta, en base a la que ejercer las acciones necesarias para que, de una vez, la residencia empiece a funcionar para cubrir las necesidades y de acuerdo con los objetivos y los valores que se anunciaron en el ya lejano 2007 cuando se procede al protocolo, netamente electoralista, de "colocar la primera piedra".

Necesidades que no solo subsisten sino que se han incrementado. Pero no, la cosa continúa igual. La residencia continúa cerrada, los ancianos haciendo cola pacientemente para acceder a unas condiciones dignas con las que pasar su vejez y los empleos, de los que tan necesitada esta la sierra, no solo sin consolidarse sino ni tan siquiera en la agenda de los que los han de facilitar. Como se ve, todo un cúmulo de despropósitos que da un aviso sobre lo que se puede esperar de aquellos que habiendo teniendo en sus manos los instrumentos y el poder para hacer las cosas como deben hacerse no solo no lo han hecho sino que todo parece indicar que no tienen voluntad de hacerlo.

En 2007, con el gobierno regional en manos del PSOE y a su cabeza el Sr. Barreda, se inicia la construcción del edificio, de un formidable edificio en un paraje de postal, y en el 2010 concluyen las obras cuando aún le queda un año al gobierno de la Junta, que aporta el 60% del coste, pero la residencia, sin explicar las razones, no se abre. La diputación, también en manos del PSOE, cuyo concurso en el coste de las obras asciende al 40% tampoco se pronuncia. Se inicia un proceso de dejar morir a la residencia. Un flamante edificio, construido con dinero público, tuyo amigo lector y mío y de todos los ciudadanos, enterrado, pudriéndose en lugar de dar el servicio al que está destinado y que está tan demandado.

No mejoran las cosas en la siguiente legislatura (2011 – 2015). Ahora cambia la torna, sale Cánovas y entra Sagasta (o al revés, que tanto monta) tanto en el gobierno regional como en la diputación, los verdaderos centros de decisión que mantienen cerrada la residencia y enterrados cerca de cinco millones de euros puestos en las arcas públicas por el contribuyente. En esos cuatro años de gobiernos del PP, tanto en la Junta como en la Diputación, la residencia continúa cerrada, los ancianos colmados de paciencia esperan la muerte viendo como la residencia se hunde presa del desuso, los temporales y el vandalismo. El empleo no aparece y la sierra continua despoblándose. Cañete, concretamente está en el peor momento del censo de su historia de los últimos tres siglos, de hecho hoy Cañete tiene 1.000 habitantes menos que en el año 1.900, con abultadísima población de ancianos que se preguntan ¿y la residencia "pa cuando?

En el 2015 entra Sagasta y sale Cánovas (o al revés, que tanto monta) en el gobierno regional. El Sr. García Page para quien las contaminantes macrogranjas porcinas, con toda la mierda que acarrean, son de consideración estratégica. Ese empeño absorberá con tal intensidad las energías del Sr. García Page, que no tiene tiempo para ocuparse de un tema de tan poca relevancia como es la residencia para mayores de Cañete, y de paso tampoco se ocupa de lo que se ha hecho y para qué han servido los tres millones de Euros (dinero público, dinero aportado por los ciudadanos) que enterró la Junta de Comunidades en ese proyecto cuando su partido gobernaba.

En esta legislatura la Diputación está en manos del PP, a quien hay que valorar su apoyo a la resolución de Noviembre de urgir a la Junta a proceder urgentemente a la apertura del centro, pero la realidad es que fuera de esa petición tampoco ha hecho nada de nada. Nada que decir sobre esta anomalía, ya casi normal, ni cómo es que los dos millones de euros que aporta la diputación están pudriéndose a la intemperie.

Menor grado de responsabilidad cabría exigir a la administración local, aunque es obvio que no están exentas. Sabido es que no son ellos, los pequeños municipios, los que decidirán pero no es menos cierto que su acción es importante y, según como dicha acción se ejerza, puede que determinante. Supongo que el ayuntamiento, en el que también ha habido alternancia, en algún momento habrán intentado "mover" el asunto, pero o bien no han podido o bien no han sabido ejercer la presión apoyándose en sus conciudadanos añadiendo despropósito al despropósito y dejando morir el asunto. Resultado: No hay residencia.

No está exenta de responsabilidad la empresa que ganó la licitación que no muestra ningún interés en acelerar el proceso. Van ya para catorce meses que le fue adjudicada la explotación del negocio de la residencia y no ha hecho absolutamente nada para ponerlo en marcha. Algo no funciona porque ¿Cómo se puede estar tan tranquilo con el negocio cerrado? Eso da lugar a los más variopintos rumores supongo que muchos, tal vez la mayoría de ellos,  infundados pero que ante la falta de información sobre un tema de tanta importancia suele ser lo corriente. De todas formas, no parece ser una empresa con el empuje que el asunto demanda.

Lamentablemente la pasividad de la ciudadanía no es menos responsable. Un pueblo vivo, un pueblo inquieto ya debería haber exigido soluciones a su ayuntamiento sobre tan penoso asunto y haberlo exigido una y otra vez hasta cansar al consistorio que está, no lo olvidemos, para mejorar la calidad de vida de sus conciudadanos, y este asunto de la residencia, tanto por el servicio que está llamada a prestar como por los empleos que está llamada a generar, es el principal tema que desde hace años, y en estos momentos, el ayuntamiento tiene sobre la mesa, pero al no prestado atención alguna o esta ha sido muy escasa.

Para finalizar una cosa me queda clara. A los políticos que han estado al tanto de este asunto y no han hecho nada de nada así como las formaciones que les dan soporte, los ciudadanos de Cañete, mejor dicho los ciudadanos de la Sierra de Cuenca (km. 0 de la despoblación en España) les importan un bledo. Los hombres y mujeres de la sierra deberían tomar nota de esto.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus