10/01/2018
Cuenca

Vertidos, suciedad y malos olores en el paseo del Júcar entre el parque de La Trinidad y el Recreo Peral

Los vertidos ‘embarran' el camino y crean charcos con frecuencia

Vertidos, suciedad y malos olores se acumulan en el paseo del Júcar entre el parque de La Trinidad y el Recreo Peral. Este camino, de unos 250 metros de longitud, cuenta con varios puntos donde la suciedad y los vertidos hacen acto de presencia, provocando malos olores e insalubridad manifiesta.

Uno de los puntos conflictivos donde hay vertidos desde la calle San Juan se encuentra en una zona de reposo donde hay un banco para el descanso. Estos vertidos ‘embarran' el camino y crean charcos con frecuencia, dado que no está preparado para canalizar el agua.

En otro de los puntos, una tubería rota vierte agua sucia en un tramo donde el camino se estrecha y crea una especie de ‘bañera'. Además, es frecuente ver a lo largo del camino ver restos de materiales de construcción y otros escombros, así como plásticos.     

Este camino, que se encuentra dentro de los recorridos turísticos de la capital, es utilizado a diario por decenas de vecinos y visitantes que utilizan el entorno del cauce fluvial para pasear o practicar atletismo. En uno de sus extremos parte desde el parque de la Trinidad y en el otro conecta con las escaleras que llegan a la Puerta de San Juan, la subida al Santuario de Las Angustias, el Recreo Peral y el camino hacia las Explanadas.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus