20/02/2018

Unos 230 vecinos avalan un recurso de alzada contra una macrogranja porcina en Almendros

Este recurso es lo único que podría detener ya el proyecto, al que solamente le falta la licencia de obra

La asamblea cívica constituida en Almendros en contra de la instalación de una macrogranja porcina que prevé un gran complejo ganadero formado por 2.600 madres, incineradora y balsa de purines en este municipio, ha avalado el recurso de alzada que se presentará la semana contra la autorización de la misma.

La Asociación En defensa de la economía responsable de Almendros ha mostrado su posición respetuosa con la Consejería y con la industria cárnica en relación "con la ampliación de tan importante sector y potenciales económicas y de empleo", pero claramente en contra del "fotocopiado de informes de impacto ambiental" para aprobar todos y cada uno de los proyectos que se planteen.

La macrogranja autorizada en Almendros por la  Consejería e inicialmente por el Ayuntamiento está situada a escasos dos kilómetros de otra proyectada, en este mismo municipio, y  de la que aún no se conocen sus características.

En este sentido, la asociación ha cargado contra la opacidad del Ayuntamiento. "Lo único que es de conocimiento generalizado es que las tierras donde se asentarían dichas granjas han sido cultivadas por el señor alcalde", denuncian en nota de prensa.

Esta asociación ha elegido una representación para su defensa jurídica que, en primera instancia, se plasmará en el recurso de alzada que tienen previsto plantear la próxima semana, en tiempo y forma.

La base del recurso se fundamenta en las "discrepancias técnicas" con la declaración de impacto ambiental "incorrecta, sin detalles sobre aspectos fundamentales y claramente ambigua".

Los recurrentes han observado derecho comparado muy similar y en el que, con planteamientos parejos, la Administración sí atendió el recurso de alzada.

Además, la asociación tiene previsto un recorrido jurídico que no se agota en este recurso de alzada, ni tampoco únicamente en la Administración regional.

"Tras una primera reunión muy tensa hace quince días –al publicarse un macroproyecto del que muy pocas personas del pueblo tenían constancia- y a la que no asistió ningún representante del Ayuntamiento, se recogieron 230 firmas. Se escucharon también una docena de voces favorables a la instalación. Con posterioridad se ha creado el embrión de una asociación para resultar más operativos jurídicamente", explica la nota de prensa.

Sicha asociación ha enviado ya sendas cartas públicas al alcalde de Almendros, Acisclo Jiménez, y al consejero, Francisco Martínez Arroyo. Al primero para que valore los efectos sociales y medioambientales de su decisión y al segundo para "matizar" el impacto ambiental real sobre el terreno, más allá de la referencia redactada por la Viceconsejería de Medioambiente.

La carta al alcalde le recuerda que tanto la Delegación de Agricultura como la industria cárnica han dicho públicamente que la última palabra corresponde al Municipio, y concluye "sería muy triste e indeseable que alguien pensase que tienes tanto o más intereses que los promotores en este proyecto".

Al consejero se le recuerda el esfuerzo notable y el sufrimiento para "aunar agricultura y conservación" y dar seguridad jurídica y bienestar social a los propietarios de fincas de la zona ZEPA, como para ahora autorizar una explotación como ésta en la principal colonia de avutardas de la región.

La macrogranja de Almendros es un proyecto de una empresa soriana, asociada a un ganadero local, que cuenta con un informe de impacto ambiental positivo de diciembre de 2017 y la autorización definitiva de la Consejería en enero de 2018. Solo el recurso de alzada podría detener la obra, ya que únicamente falta la licencia de obras del ayuntamiento.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus