05/12/2018
Balonmano

Un Liberbank Cuenca cansado y desquiciado por los árbitros cae derrotado contra el Bada Huesca (26-32)

Los conquenses jugaron una magnífica primera parte pero se vieron superados en la segunda

Muy cansado, superado por la velocidad de su rival y desquiciado con el arbitraje. Así terminó el Liberbank Cuenca este miércoles el partido que le enfrentó al Bada Huesca en el que los conquenses cayeron derrotados (26-32) por culpa de una segunda parte para olvidar. El equipo dirigido por Lidio Jiménez mostró su mejor y su peor versión: una primera parte en la que maniató a los oscenses con la defensa perfecta y una segunda en la que se salió completamente del partido tras dos errores arbitrales a favor de los visitantes.

El encuentro empezó con un intercambio de goles en el que destacaron Dutra y Maciel  por el equipo local. Por un lado, el lateral encontraba la red en acciones individuales y por el otro el portero conquense mantenía en todo momento a los locales por encima del marcador. A ellos se unió Montoro, que poco a poco empezó a soltar el látigo y fue el que más lo intentó en la primera media hora junto con el brasileño.

Además, la defensa de los de Lidio Jiménez se mostraba bien colocada en todo momento, evitando los temidos contraataques de los visitantes y con un posicionamiento en los intentos en estático en el que sólo Carmona era capaz de encontrar resquicios desde el extremo derecho.

Con igualdad en el marcador (6-6) se cumplía el primer cuarto de hora de juego. A partir de este punto los conquenses empezaron a tensar la cuerda, sobre todo gracias a Dutra que estaba completamente imparable en ataque; y a un Leo Maciel que parecía Super Mario cuando coge una estrella en el mítico juego de Nintendo. Para los amantes de la estadística, el portero conquense terminó la primera parte con un 52% de paradas con diez lanzamientos detenidos de los 19 que recibió.

Este dato es fundamental para entender cómo los visitantes llegaron a los vestuarios con nueve goles en su casillero. Las sensaciones eran inmejorables en El Sargal, en una noche plácida de miércoles en la que todo parecía bajo control (13-9).

Pero nada más lejos de la realidad. El tranquilo y estático partido se terminó con el inicio de la segunda parte, en el que los visitantes imprimieron otro ritmo desde los primeros segundos. En apenas siete minutos tras la reanudación ya habían neutralizado la trabajada ventaja local (14-14) gracias a su velocidad en las transiciones y a los consecutivos errores del ataque conquense.

La puntilla llegó en este punto, cuando al mal arranque del Liberbank Cuenca se unió un doble error arbitral que favoreció a los oscenses. Lidio Jiménez no daba crédito, y sus quejas terminaron en una exclusión que dejaba con cinco hombres de campo para los suyos. Con el partido completamente roto y los conquenses desquiciados el Bada Huesca empezó a tomar una renta considerable (15-18 en el minuto 40:38).

Fue entonces cuando apareció el espíritu de El Sargal. Un enrabietado público llevó en volandas a los suyos, que más por rabia que por pizarra se dejaban empujar. Thiago Alves, con dos acciones consecutivas, reducía la distancia hasta un 19-20 que prácticamente neutralizaba toda la reacción visitante. Nolasco pidió un balsámico tiempo muerto para los suyos, que respondieron con cinco goles consecutivos ante un Liberbank Cuenca al que ya le pesaban los minutos y la velocidad Adrià y Marcelo.

Con 19-25 en el marcador a falta de diez minutos, el frío se introdujo en El Sargal como si alguien de repente hubiera apagado la calefacción. Con el encuentro prácticamente visto para sentencia, el juego se transformó en un intercambio de goles en el que los oscenses siempre jugaban al borde del pasivo (siempre amenazados pero los árbitros no pitaron ni uno). Mientras, en la otra portería, los locales contestaban con goles rápidos, con un Dutra tirando de orgullo para demostrar que en el uno contra uno no tiene rival en la categoría. 

FICHA TÉCNICA

Liberbank Cuenca (26): Dutra (10), Doldán (1), Mendoza, Baronetto, Hugo López, Moscariello (2), Thiago Alves (4), Nolasco, Óscar Río (1), Eskericic (1), Sergio López (3), Kilian (27,3%), Montoro (4), Maciel (34,3%), Taravilla. 

Bada Huesca (32): Alberto Val, Carmona (5), Camas, Adrià Pérez (8), Ostojic, Jorge Gómez (18,2%), Mota (3), Carró (3), Felez (3), Mendiola, Zungri (1), Mira (1), Marcelo (5), Bonanno (3) y Arguillas (34,6%).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 6-6, 8-7, 10-8, 12-9 (descanso), 14-12, 15-17, 19-22, 19-25, 22-28 y 26-32 (final).

Árbitro: Sebastián Fernández y Alberto Murillo. Exclusiones para Baronetto, Moscariello y Lidio Jiménez por los locales y para Carró (2) y Bonanno por los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada de Asobal, disputada en El Sargal ante unos 1.000 espectadores.

Galería de imágenes

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus