14/09/2017

Un juez absolvió al agente al que el bombero Jose acusó de agresión porque éste no ofreció credibilidad

El denunciado afirmó que el expedientado se tiró al suelo simulando una agresión, declaraciones que la sentencia considera verosímiles y coherentes. El testigo de la acusación, hermano del denunciante, dijo no haber presenciado caída ni agresión alguna

Una sentencia del Juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Motilla fechada en febrero del año absolvió "de toda responsabilidad" a R.F., el compañero al que el bombero Jose -el agente despedido por la Diputación Provincial tras un expediente disciplinario- acusó de haberle agredido.

El origen del asunto hay que buscarlo el 1 de abril cuando Jose presentó una denuncia en la que aseguraba que "después de una discusión por motivos laborales con el denunciado, éste le empujó con el pecho" y que  el empujón "originó la caída al suelo del denunciante y las lesiones que se reflejan en el informe forense de sanidad".

Un relato de hechos que no quedó acreditado en el juicio, donde las únicas pruebas de practicadas fueron las declaraciones, según figura en el documento de la sentencia al que ha tenido acceso Vocesdecuenca.es.

El bombero Jose llevó como testigo a su hermano, uno de los protagonistas del vídeo de la campaña "#AsiNoBenjamín' que reclama al presidente provincial la readmisión del expedientado. En el audiovisual afirma literalmente "A mi hermano se le acusa de haber simulado una agresión y haber acusado de un delito a un compañero durante una discusión. Yo estaba con él trabajando y nada de eso ocurrió".

En el juicio no corroboró la versión de su pariente ya que dijo que "no presenció la caída ni agresión alguna, dado que no se encontraba en el garaje (lugar donde se produjeron los hechos) en el momento del empujón denunciado".

Tanto el testigo de la defensa, L.F.B.G, como el propio denunciado coincidieron en manifestar que no se produjo ninguna agresión sino que tras una discusión verbal, el 'bombero Jose' "se tiró al suelo simulando una agresión que no se produjo en ningún momento". Unas declaraciones que el juez califica como "coherentes, contundentes y totalmente verosímiles".

Por el contrario, la sentencia señala que el relato del denunciante "no ha ofrecido credibilidad, al no concretar la manera en la que se produjo la agresión". En su declaración dudó sobre "si el empujón se causó con el pecho o con la cara de un denunciado".

Todos estos motivos son los que llevan al Juzgado a la absolución, criterio que compartía el Ministerio Fiscal. El letrado de la acusación por su parte pedía para el denunciado dos meses de multa a razón de 20 euros al día y a 100 euros de multaa por las supuestas lesiones.

La sentencia no era firme y podía recurrirse, pero el denunciante no lo hizo. 
 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus