10/01/2016

Un joven arquitecto conquense gana con su equipo un concurso de ideas de refugios para personas sin hogar

Marcos Pradel y cuatro compañeros a los que conoció durante la carrera han ganado este certamen organizado por la plataforma Rethinking Competitions que promueve certámenes internacionales para la investigación y reflexión sobre cuestiones arquitectónicas. El premio consiste en construir un prototipo de su proyecto en Sevilla

Proyecto

La plataforma de concursos de arquitectura Rethinking Competitions, que promueve concursos internacionales para estudiantes y jóvenes arquitectos donde sea posible la investigación y reflexión sobre cuestiones arquitectónicas, ha anunciado los ganadores de su último concurso internacional ‘Homeless Cover Project', obteniendo el primer premio Ehcofab un grupo de cinco amigos procedentes de Cuenca, Madrid, Vitoria, y Lanzarote bajo el lema ‘Just Raise It!'.

Marcos Pradel, Ana Cortina, Andoni Garrán, Naara González y Natalia García, de 25 años todos, se conocieron en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, al comenzar su formación universitaria y han compartido años de trabajo. Haber ganado este concurso les permitirá ver construido un prototipo de su proyecto en Sevilla durante la exposición que se realizará con los paneles de los participantes del concurso.

En estos momentos algunos se encuentran terminando sus estudios de arquitectura, mientras que otros se han titulado ya como arquitectos. Hace unos meses se plantearon un proyecto común para empezar a hacerse un hueco dentro de "una profesión complicada y que en los últimos años ha sufrido gravemente en la conocida crisis", según explican. Los jóvenes buscan "el modelo de concurso abierto donde a día de hoy sigue sobreviviendo la esencia de la buena arquitectura de calidad, donde se pueden proponer nuevos discursos que mejoren todo esto que nos rodea y someterlos a evaluación". Tras una búsqueda de diferentes temas y proyectos que les atrajesen, decidieron participar en ‘Homeless Cover Project', un concurso que proponía construir un prototipo de un refugio para un sin techo en unas dimensiones máximas de un 1x1 metro.

Si algo tuvieron claro desde el principio era "la versatilidad del proyecto y su capacidad de adaptarse a las distintas ciudades". Según comenta Pradel ellos proponían "la utilización de elementos verticales del mobiliario urbano, de cualquier ciudad, lo que nos llevó a plantear una propuesta suspendida en altura, que permita un mejor aislamiento del entorno y las inclemencias del tiempo al separarse del suelo".

Otro de los problemas principales planteados era cómo ampliar el espacio de 1 metro cuadrado para poder dormir dentro del refugio, por lo que decidieron usar diferentes piezas desmontables. Este joven arquitecto expresa que con el proyecto no sólo buscaban "una forma atractiva que encajase en la ciudad, sino que la construcción del refugio no sea un objeto aislado sino que participe de un discurso de reciclaje en el que se usan materiales sobrantes del mundo de la construcción y la publicidad como son lonas de andamios y publicidad obsoleta, para que sirvan como materia prima de un proceso de reciclaje para dar un refugio a todas esas personas que nuestra forma de vida ha dejado de lado".

Este concurso abrió su participación el 4 de octubre de 2015 y la cerró el 6 de diciembre de 2015, fecha límite de entrega de los proyectos.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus