01/12/2018

Un agigantado Kilian contiene al Puente Genil y guía al Liberbank Cuenca a la victoria (27-30)

Dutra firmó diez goles en el primer partido ganado por los conquenses a domicilio y que sirve para cortar su mala racha en la liga

Kilian Ramírez

El Liberbank Cuenca ha conseguido en Puente Genil una victoria balsámica (27-30) que le sirve para cortar la racha de dos derrotas consecutivas, estrenarse ganando fuera de El Sargal y para alejarse de la parte baja de la parte baja de la clasificación, a la que manda sin miramientos a su rival de este sábado.

El encuentro comenzó igualado con empates alternativos o, a lo sumo, ventajas mínimas. Fue a partir del ecuador de la primera parte cuando los locales comenzaron a extender la distancia llegandose a poner tres arriba (12-9) en el minuto 24. Gran mérito, goleadores como Montiro y Jiménez parte, había que atribuirlo a Álvaro de Hita, que encadenó varias paradas desesperantes para los intereses conquenses. Una situación que contrastaba con la portería rival: la defensa no alcanzaba su punto óptimo de intensidad y tampoco lo hacía Leo Maciel, que fue sustituido por Kilian en el minuto 15 y jugó durante casi todo el partido firmando un 38% de efectividad gracias a doce paradas.

En Cuenca las pocas noticias buenas las protagonizaba Ángel Montoro -que acabaría firmando cinco goles de nueve intentos en el global- y algunos detalles de Sergio López. Así las cosas al descanso se arribó con un preocupante 15-13.

La segunda mitad fue otra historia, casi otro partido. Las virtudes defensivas de los de Lidio Jiménez reaparecieron y lo hicieron de manera contundente. Ocho minutos tardó el conjunto cordobés en volver a marcar. Un margen suficiente para que Cuenca fuera acortando distancias y dándole la vuelta al luminoso, colocándose hasta dos arriba (15-17).

Un Dutra discreto en la primera mitad comenzó a cosechar más avales para su candidatura al Pichichi: ocho goles en la segunda parte, diez en el global del partido. 

Pero el Puente Genil no es el Bolcholt y aquello no iba a ser un paseo militar. Los andaluces se agarraron como pudieron al partido y tras una parada de Hita, Jiménez lograba volver a empatar a 18 a falta de veinte minutos.  

Reaccionaron los conquenses emergiendo la conexión Doldán y no perdieron nervios ni juego a pesar de que los elementos se conjuraron en contra con la descalificación directa de un Maciel que salió apenas unos minutos. Kilian se agigantó ante la adversidad y gracias a Dutra y a otros viejos caminos la sangre no llegó al río y el Liberbank Cuenca dispuso hasta de colchón para no sufrir un susto en el tramo final. 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus