26/08/2017
Viajes por Cuenca

Tesoros medioambientales y joyas culturales para seducir al viajero en el norte de la provincia

La Hoz de Beteta, Priego y Valdeolivas son algunos de los lugares que poseen sobrados argumentos ambientales y patrimoniales, algunos de ellos únicos, que justifican una detenida visita.

La Hoz de Beteta es uno de los tesoros medioambientales de la provincia de Cuenca y fue declarada Monumento Natural, junto con el sumidero de Mata Asnos, en el año 2004. Circulando por la carretera CM-210 desde Puente de Vadillos nos encontramos con este impresionante cañón fluvial labrado por el río Guadiela antes de llegar a la localidad de la Serranía Alta. Sus características climatológicas y geológicas han favorecido la existencia de una gran riqueza medioambiental, tanto en los que se refiere a fauna como flora. La Hoz acoge, además, distintas áreas recreativas como la Fuente de los Tilos, la Fuente de la Carrera y la Casa de la Pradera.

Un paseo por este impresionante cañón, de seis kilómetros de longitud entre paredes verticales de más de 80 metros de altura, nos permite acceder a uno de los últimos reductos de especies vegetales como los bosques de tilos, tejos y avellanos, o de la planta carnívora Pinguicula mundi, exclusiva de la Península Ibérica. En cuanto a la fauna, podemos disfrutar de rapaces rupícolas tanto diurnas (buitre leonado) como nocturnas (búho real) así como especias de aves acuáticas ligadas al entorno fluvial como el martín pescador o el mirlo acuático. 

La Hoz acoge un Paseo Botánico señalizado que comunica la Casa de la Pradera y la Fuente de los Tilos, con una longitud aproximada de 3,5 kilómetros. El recorrido, dado que su dificultad es muy baja, es apto para todos los públicos. Otro de sus atractivos es el sendero de la Cueva del Armentero que, con 1,6 kilómetros de longitud, comienza en las cercanías de la Fuente de los Tilos. A lo largo de su recorrido se puede visitar la represa de los Tilos, la cueva de La Ramera y la cueva del Armentero.

Dinosaurios desconocidos y plantas exclusivas

Los atractivos de la Hoz de Beteta se han visto incrementadas recientemente con el hallazgo de restos de dinosaurios, desconocidos hasta el momento y datados en el periodo Cretácico, durante las excavaciones que se están llevando a cabo por la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de  Alcalá de Henares y la empresa conquense GeoDiscover. El hallazgo fue dado a conocer recientemente en el transcurso de las I Jornadas Paleontológicas de Beteta.

Uno de los principales atractivos de la localidad de Beteta, el castillo de Rochafrida, está siendo rehabilitado gracias a un programa para la recuperación del patrimonio cultural financiado por la Diputación Provincial de Cuenca con la colaboración del Ayuntamiento de Beteta. El proyecto contempla una inversión de 190.000 euros.

Siguiendo la carretera CM-210 desde la Hoz de Beteta y desviándonos por la CM-2023, llegamos a Priego, situado en un enclave privilegiado entre las comarcas de la Serranía Alta de Cuenca y la Alcarria. Ofrece un amplio patrimonio histórico, cultural y artesano, vinculado a la alfarería y el mimbre. Además, la localidad presenta un impresionante entorno natural modelado por las aguas de los ríos Escabas, Trabaque y Guadiela. El río Escabas corta la sierra por el espectacular Estrecho de Priego, una profunda hoz que acoge un frondoso bosque fluvial y cuyas verticales paredes pétreas ofrecen abrigo a una amplia comunidad de aves entre quienes figura el águila perdicera, nidificante en la zona. Entre los recursos turísticos que aporta el Estrecho de Priego se encuentra la "vía ferrata" habilitada recientemente por la Diputación Provincial de Cuenca y que permite disfrutar de la actividad de la escalada con las máximas condiciones de seguridad.

Los ríos no sólo han modelado la geografía pricense sino la propia historia de la localidad. Priego está profundamente vinculado a los gancheros y al río Escabas. Este oficio aprovechaba los ríos para trasladar los troncos desde la Serranía conquense hasta los centros de transformación situados en Aranjuez, Valencia,…  Su labor consistía en guiar los troncos flotando por los ríos, montados sobre ellos y ayudándose de una pértiga terminada en un gancho metálico. La Asociación de Gancheros Comarca de Priego se encarga del fomento de la cultura y el recuerdo del ancestral oficio de ganchero.

Ciudad blasonada

Priego tiene el título de Ciudad otorgada por el rey Juan II en 1440 y vivió durante el "Siglo de Oro" su máximo esplendor, tanto a nivel económico como arquitectónico. Así lo atestiguan abundantes edificaciones con escudos nobiliarios que nos encontramos en su casco urbano. Entre los numerosos ejemplos de la riqueza patrimonial que podemos encontrar en el municipio figuran el Palacio de los Condes de Priego, que actualmente acoge el Ayuntamiento; el Torreón de Despeñaperros de origen árabe, la iglesia de San Nicolás de Bari, el Centro Cultural Diego Jesús Jiménez, en honor del poeta pricense; o las conocidas como Casas de la Inquisición, una serie de edificios datados en el siglo XVII y cuya historia se relaciona con el Santo Oficio. También resultan dignos de destacar la Puerta de Molina, la Barriada de San Juan, la zona de San Roque; los conventos de la Encarnación, Santa María del Rosal y San Miguel de las Victorias, o las cuevas que a lo largo del tiempo han sido utilizadas como bodegas. El Museo de Etnográfico, por su parte, está situado en un edificio de 1690 y nos recuerda los oficios antiguos de Priego en sus cuatro salas con exposiciones permanentes: la alfarería, que sitúa a Priego como uno de los principales focos de la alfarería en Cuenca; las lanas y mantas, que se fabricaron en Priego desde mediados del siglo XIX hasta el último tercio del siglo XX (las más famosas eran las llamadas "de campo, o de cordones", con lana negra y blanca), los gancheros y el mimbre, que fue muy importante para toda la comarca.

La ciudad de Priego ofrece al visitante una amplia oferta del sector servicios que permite una agradable y cómoda estancia. Entre los principales atractivos figura una gastronomía privilegiada por contar con materias primas de excelente calidad. El cordero es la base para las exquisitas chuletillas, la caldereta o los típicos zarajos. La carne de caza podemos encontrarla en el morteruelo y el bacalao en el ajoarriero; mientras que las huertas del Escabas aportan sabrosas verduras que nos permiten recuperar sabores y olores ya casi perdidos. El aceite elaborado con la variedad de oliva verdeja es otro de los alicientes gastronómicos junto a la repostería representada por el alajú, los puches, los tortos borrachos elaborados sólo en época de vendimia, las rosquillas de aguardiente, los dormidos, las tortas de manteca y de cañamones…

Priego vivirá en breve, el 14 de septiembre,  la fiesta del Santísimo Cristo de la Caridad que es la principal festividad de la ciudad y que antiguamente coincidía con la feria anual de ganado. Los actos religiosos más importantes comienzan el día 13 con el canto del "Miserere" en el Convento de San Miguel de las Victorias donde se encuentra la imagen del Santo Cristo. La jornada posterior se celebra una romería hasta el convento que goza de gran aceptación en la comarca y que finaliza con el "Baile de la Carrasquilla". Otra de las singularidades que atesora Priego es la "Procesión de Reverencias", el Domingo de Resurrección, celebración ésta muy inusual en España y otorgada mediante privilegio por el Papa Pío V ya que fue el sexto Conde de Priego,  Fernando Carrillo de Mendoza, quien le comunicó la noticia de la victoria en la Batalla de Lepanto.

Románico único

El trazado de la carretera CM-2023 nos lleva en apenas 20 kilómetros desde Priego hasta Valdeolivas, localidad vinculada desde su origen etimológico al cultivo de la aceituna y donde La Alcarria acoge la pintura románica más interesante de toda Castilla-La Mancha: el Pantocrátor que preside desde el ábside la iglesia parroquial de la Asunción. Esta obra está fechada en el primer cuarto del XIV. La figura principal del Cristo aparece rodeada por una mandorla mística junto a la que se puede apreciar el Tetramorfos, que simboliza a los cuatro evangelistas. Por su parte, los dos grupos de seis figuras que se encuentran a los lados del Pantocrátor representan a los doce apóstoles que se cree que pudieran corresponder a época posterior. El conjunto está coronado por la representación del Espíritu Santo en forma de paloma.

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción fue edificada entre los siglos XII y XIII, y está reconocida como Bien de Interés Cultural desde 1982. En su fábrica conviven distintos estilos arquitectónicos ya que aunque fue levantada en planta románica de una nave y ábside, posteriores reformas le otorgaron su imagen actual en la que sólo la torre y la cabecera conservan el estilo original. Llama poderosamente la atención la torre, que domina el conjunto con sus cuatro cuerpos, el primero liso y los restantes, que sobresalen sobre la nave, con ventanales pareados apuntados, los dos últimos recercados de puntas de diamantes. El ábside está articulado por tres haces de triples columnas entre los que se aprecian dos estrechas ventanas abocinadas en arco apuntado sobre columnillas.

El olivar y el aceite están íntimamente ligadas al municipio de Valdeolivas. La Sociedad Cooperativa Alta Alcarria se ha convertido una de las principales referencias del sector oleícola a nivel regional con marcas como Pantocrátor que son conocidas a nivel nacional por la calidad del producto. La tradición olivarera de la localidad se materializa anualmente con la celebración de la Fiesta del Olivo, cuya undécima edición se celebró el pasado 13 de mayo. Este evento tiene como finalidad ensalzar este cultivo, promocionar el consumo de aceite de oliva y sensibilizar a la población de su importancia económica. Esta última edición ha contado, como viene siendo habitual, con la participación del presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, quien aprovechó la ocasión para apostar por el cultivo del olivar no sólo como modo de vida sino como fuente de riqueza.

La cooperativa Alta Alcarria,  en la que están integrados cerca de 700 socios, está acogida a la Denominación de Origen de Aceite de Oliva ‘La Alcarria' y produce el aceite de los municipios de Valdeolivas, Salmeroncillos, El Villar del Infantado, Albendea, Priego, Cañaveras, Ribatajada, Ribagorda, Villaconejos de Trabaque, Albalate de las Nogueras, Olmeda de la Cuesta, Buciegas, Canalejas, Castejón, San Pedro de Palmiches y Alcohujate, en la provincia de Cuenca; y de Salmerón, Millana, Escamilla, Alcocer, Córcoles, Casasana, Sacedón y Castiforte, en la provincia de Guadalajara.

(CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES)

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus