10/09/2018
Opinión

Sobre la noticia de la residencia Las Hoces

Presidente de la Asociación Vivir / Trabajadora Social de la Asociación

El pasado 31 de agosto de 2018, Voces de Cuenca  publicó un artículo, hablando de las quejas  de algún trabajador de la Residencia de las Hoces, por el internamiento de "enfermos mentales" en su Residencia.

Desde la Asociación Pro-Salud Mental VIVIR no podemos tolerar este tipo de afirmaciones en los medios de comunicación, que lo único que hacen es fomentar el estigma que existe hacia las personas con problemas de salud mental, y queremos posicionarnos en contra por varias razones:

En primer lugar, las personas con problemas de salud mental que tienen una plaza en la Residencia de Mayores "Las Hoces" (o en cualquier otra), están haciendo uso de su plaza con pleno derecho.

El pasado día 31, el personal de la Residencia de Mayores, en su artículo, señalaba que: "hay personas mayores que no pueden acceder al centro y están en lista de espera mientras que está siendo utilizado por otros usuarios a los que no está dirigido". Entonces, a raíz de esto, nos surge un interrogante: ¿es que las personas con problemas de salud mental de 65 años o más no son personas mayores? Queremos aclarar que tienen el mismo derecho que cualquier ciudadano que reúna los requisitos, a ingresar en este tipo de centros.

¿Acaso la solución es internar a las personas mayores con algún tipo de problema de salud mental en un centro específico para ellas, abogando así por la segregación de este colectivo? Sin lugar a dudas, la respuesta es un no rotundo. La época de los manicomios y de los psiquiátricos ya quedó atrás, se ha luchado por una reforma psiquiátrica y por la plena inclusión de este colectivo, así como por sus derechos, por lo que segregar no es la solución.

Por otra parte, encontramos en sus declaraciones ideas que sostienen prejuicios y fomentan el estigma hacia las personas con problemas de salud mental, como que esas personas son peligrosas o agresivas. Desde el movimiento asociativo de salud mental, luchamos día a día por combatir y eliminar estas ideas estigmatizantes y erróneas que aún hoy existen entre la población, y como señalan Cazzaniga y Suso (2015), el proceso de estigmatización genera actitudes discriminatorias, cuyas consecuencias tienen como resultado la imposibilidad del ejercicio de la ciudadanía plena de las personas que acarrean el estigma.

Queremos hacer referencia a una declaración de Michael Stone, profesor de Psiquiatría Clínica de la Universidad de Columbia, en la que comentó que "la gente suele creer que las personas con problemas de salud mental tienen más probabilidades de ser agresivos o de cometer actos peligros, porque sus actos agresivos o crímenes provocan grandes titulares en los periódicos, y porque desconoce el porcentaje de actos delictivos cometidos por estas personas en relación con el de otros grupos de población. Si alguien con esta clase de problema, por ejemplo, comete un crimen, el resto que también lo sufre pasa a ser etiquetado como muy peligroso". Según José Carlos Fuertes Rocañín, psiquiatra experto en medicina legal y forense, los actos antisociales cometidos en España por enfermos mentales suponen solo el 3% del total anual.

En definitiva, pedimos encarecidamente que antes de escribir barbaridades y mentiras como las que aparecen en el citado artículo, se debería llevar a cabo una profunda reflexión, ya que se hace un daño irreparable tanto a las propias personas que padecen este tipo de problemas, como a sus familias, que ya bastante soportan teniendo que luchar día a día con personas que por total desconocimiento divulgan pensamientos totalmente erróneos, así como a los profesionales, que intentamos trabajar para desmitificar esas ideas falsas que aun hoy existen entre la población, y que se hacen más latentes cuando aparecen, como en este caso, en los medios de comunicación.

Decir que desde que los usuarios fueron derivados a la Residencia de Mayores "Las Hoces", jamás hemos tenido ni una sola queja al respecto por sus conductas, comportamientos, o el trato a los profesionales y, por lo tanto, nos parece totalmente injusto e indignante tener que leer cosas como estas.

Para finalizar, queremos mostrar nuestros agradecimientos a los muchos profesionales que trabajan en ese centro, y en otros similares, y que por suerte no tienen esa serie de prejuicios hacia las personas con problemas de salud mental, por el trato recibido y la atención prestada, proporcionando así una atención digna y de calidad.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus