07/11/2017
Castilla-La Mancha

Sierras de Albacete: desmontando prejuicios

El Parque Natural los Calares del Río Mundo y de la Sima es uno de los lugares imprescindibles, aunque no el único, del turismo natural en las tierras albaceteñas

La provincia de Albacete es uno de esos territorios que sorprenden, que ponen patas arriba nuestros prejuicios, que destierran nuestras ideas preconcebidas. Frente a la imagen de territorio árido y llano emerge la realidad de sus sierras, repletas de árboles y ríos, que apabullan por sus bellezas. 

Riópar es uno de los nombres imprescindibles.  La historia de este lugar está unida a la actividad de las minas y las fábricas de bronce y latón la mano de las Reales Fábricas de San Juan y San Jorge. Éstas fueron las primeras que se crearon en España y las segundas en el mundo, puesto que en esa época solo existían las de Goslar en Hannover.

Están ubicadas dentro del Parque Natural los Calares del Río Mundo y de la Sima, que está formado por parajes de varios términos municipales de la Sierra de Alcaraz y la Sierra del Segura: Cotillas, Molinicos, el propio Riópar, Vianos y Villaverde de Guadalimar. La zona es la segunda en España en cuanto a densidad de dolinas, contabilizándose al menos 960.

Unos de los atractivos turísticos que más impactan al visitante es el paraje de Los Chorros o la Cueva de Los Chorros, del que destaca una cascada de unos 300 metros de altura y con una extensión que la convierte en la primera sima de la mitad meridional peninsular. Además, la cueva que da nombre al complejo tiene más de 80 cavidades y en ella nace el río Mundo.

NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO. FOTO: JUAN FERNÁNDEZ

En este paraje se puede ver una plantas carnívora,s rebollos, tejos, pinos y acebos, entre otras especies. Y en cuanto a la fauna, son frecuentes en esta zona águilas, buitres, ardillas y la llamada lagartija de Valverde. Aire puro y paisaje en estado puro.

Es bueno que el turista sepa que para acceder a la Cueva de los Chorros se necesita una autorización de la Dirección Provincial de la Consejería de Agricultura en Albacete (Teléfonos: 967 557 201 – 967 558 487 o correo autorizacionesparque@jccm.es),

Dentro del Parque Natural está otro paraje, la Cañada de los Mojones, formado por una depresión en un macizo de roca cárstica situado a unos 1.350 metros de altura. Hay unos 5 kilómetros de camino rural hasta el Portillo de los Perros que se pueden utilizar para pasear y hacer una ruta asequible para todos los públicos.

Otra buena zona para acercarse a conocerla y en la que es frecuente la práctica del senderismo es el Camino Natural Vía Verde de la Sierra de Alcaraz, que está a poco más de 70 kilómetros de la capital albaceteña. Las vías verdes son antiguos trazados ferroviarios en desuso acondicionados para la práctica del cicloturismo y el senderismo, de fácil acceso y sin complicaciones de pendientes excesivas. Además, están alejados de lugares de tráfico y están preparados para recorrerlas con personas de movilidad reducida.

SIERRA DE SEGURA. FOTO: ALBERT

El kilómetro 0 de esta vía está en el Parque Fiesta del Árbol y a lo largo del recorrido hay varios puntos señalizados como el Desvío de Balazote, el Jardín, en cuyas proximidades está la Laguna del Arquillo y la Reserva Natural Laguna Ojos de Villaverde, ambas con una importante riqueza biológica y ornitológica. La primera tiene una superficie de 522  hectáreas cuya vegetación predominante es de bosque de  sabinas y encinas, además de plantas acuáticas. La fauna es variada y se pueden ver tejones, nutrias, ginetas, garduñas y gatos monteses, entre otros y aves acuáticas como la garza real, el corcomán grande, anfibios y reptiles. Por su parte, la Laguna Ojos de Villaverde tiene una superficie de más de 360 hectáreas y bebe del arroyo de Pontezuelas y manantiales subterráneos. Está considerada un lugar ideal para la observación de aves como la garza real, el águila perdicera, el aguilucho lagunero, el halcón peregrino y el milano real, entre otros. Además, está rodeada de uno de los sabinares más importantes de la provincia de Albacete.

Parada recomendada para el turista amante de la naturaleza es el Monumento Natural del Pitón Volcánico de  Cancarix, que se sitúa en el término municipal de Hellín y cuya superficie supera las 600 hectáreas, ejemplo de chimenea volcánica de tipo lopolito con flora y fauna propia de climas áridos y con especies que están dentro del Catálogo  Regional de Especies Amenazadas.

CANCARIX. FOTO: JORGE JUAN 

Siguiendo de lleno la senda natural, la Microrreserva del Estrecho del Hocino está en el término municipal de Salobre y a ambos lados del desfiladero formado por el río homónimo. En este ecosistema hay presencia de especies de flora únicas y animales vulnerables.

Y otra Microrreserva curiosa es el Saladar de Agramón, situada en la parte Suroriental de la provincia, es uno de los pocos saladares de Europa y en su suelo se pueden ver arenas finas y yesos, protagonistas de estudios geográficos y biológicos.

Para los que disfrutan con los deportes de aventura, la zona de Alcalá del Júcar ofrece la oportunidad de practicar actividades como el barranquismo, paintball, rafting, rutas a caballo, quads y espeleología, entre otras.

 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus