07/04/2019
Semana Santa

Presentado el nuevo Cristo Yacente de Tarancón, obra de la imaginera Ana Rey

"Yo quería que fuera fácil de ver desde distintos ángulos y que cuando posesionase también se viera, es un Cristo Yacente al que podemos verle la espalda", ha destacado la autora.

 

El templo Parroquial Nuestra Señora de la Asunción fue este sábado escenario de la presentación y bendición del nuevo Cristo Yacente, encargado por la Hermandad del Santo Entierro y la Soledad de Tarancón, que desfilará el Viernes Santo por las calles de la localidad. Se trata de una pieza original, recostada de lado, obra de la escultora gaditana Ana Rey, que ha sido la encargada de presenta su original obra antes de una eucaristía que estuvo presidida por el obispo, José María Yanguas.

El presidente de la Junta Mayor de hermandades y Cofradías de la Semana Santa, Víctor Domínguez, recordó que con esta presentación "concluye un proyecto que se gestó en 2015 en el 200 aniversario de la Hdad. del Santo Entierro y en 2017 el 350 aniversario de la Hdad. de la Soledad, en las últimas décadas desde la Hermandad se han adquirido enseres, la Casa de la Hermandad y ahora este nuevo paso". Se mostró muy agradecido al historiador Félix Montoya como asesor artístico para la adquisición.

Precisamente Montoya se ha encargado de presentar a la autora, de la que ha dicho que es una de las escultoras de primera línea de la imaginería española sin ninguna duda. "La originalidad de sus obras no pueden compararse con ningún otro autor", ha afirmado. 

Rey, por su parte, explico gráficamente el proceso de creación de la imagen.  "Antes de comenzar con el tallado de la madera suele ahuecar la imagen "para que la conservación sea más fácil de cara al futuro", explicó.  Aclaró que no trabaja sobre un tronco sino  a partir de "muchos tablones de madera pegados unos a otros, se hacen dos mitades después se pegan y comienza la fase de talla".

Declaró que suele invertir casi doce horas diarias cuando está inmersa en el proceso y que "intento darle el máximo realismo posible, suelo utilizar casi doce horas al día". Se ha referido a la anatomía del cuerpo, musculatura, hombro, pectoral y por último la cabeza cuya parte interior hueca también se pinta en color negro para que cuando se acerquen a observarla o fotografiarla no se vean vetas de la madera del interior.

"Yo quería que fuera fácil de ver desde distintos ángulos y que cuando posesionase también se viera, es un Cristo Yacente al que podemos verle la espalda", ha destacado.

No ha faltado la referencia al proceso de estuco para poder policromar después y ver el resultado final de la obra, "espero que disfrutéis de este paso en Tarancón", ha rematado.

Seguidamente se ha oficiado la Eucaristía. El coro parroquial acompañó la misa tras la cual, se ha procedido a la bendición de este nuevo Cristo Yacente que desfilará el Viernes Santo por las calles de Tarancón sustituyendo a la anterior imagen, que data de 1942.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus