26/10/2018

Polo cree que el museo en Cuenca de su fundación “va a cantar una nueva canción” en el mundo del arte

El mecenas opina que va a ser muy interesante cómo va a conjugar la arquitectura conquense con el arte europeo de su colección

Polo en Mirando por Cuenca

Este mismo jueves se compraba un Tápies y haciendo inventario para elegir las obras que vendrán a Cuenca y a Toledo se encontró un Degas del que ni se acordaba. Son algunas de las anécdotas que ha desgranado el coleccionista Roberto Polo ante los participantes del Foro Mirando por Cuenca que organiza la cadena Ser.

Polo, cubano con nacionalidad estadounidense, ha comentado que tiene orígenes gallegos "y un poco vascos por parte de mi padre". Ya desde joven pasaba varias temporadas en España pero no conoció Cuenca hasta que la vio por primera vez, de la mano de Jesús Carrascosa y José Luis Martínez Guijarro. 

"Es inconcebible que con su paisaje y su tradición de arte contemporánea no sea conocida por más gente", comenta Polo, que toma como referencia la localidad francesa de Saint-Paul-de-Vence, "una ciudad fea" que recibe 200.000 visitantes al año solamente por la presencia del museo de arte contemporáneo de La Fundación Maeght. "¿Cómo es posible que haya quien conozca esa ciudad y no Cuenca?". Cree el mecenas que va a ser muy interesante cómo va a conjugar la arquitectura conquense con el arte europeo  de su colección, "va a ser chocante en el buen sentido, va a crear una reacción"

Comenta Polo que Venecia puso en marcha la Bienal de arte contemporáneo cuando estaba en decadencia y cree que Cuenca y Toledo están lista para entrar en la modernidad. "Cuenca lo hizo hace 50 años con la llegada del Museo de Arte Abstracto pero no se puede quedar allí, tienen que seguir trayendo proyectos para hacer a sus vecinos más felices". Vaticina que las ciudades que sean reticentes a la entrada de la modernidad "no van a ser ciudades, van a ser cementerios"

Afirma Polo que le sedujo la idea de contar con un museo con dos sedes que a la vez tengan cada una su propia personalidad y que en  Francia, EEUU y Alemania también han pugnado por su obra "en este país siempre se han comportado con profesionalidad". Ese museo funcionará bajo la marca de Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha y en su primer adelanto constará de algo más de 400 obras.

El coleccionista ha explicado a los asistentes al foro que comenzó a ser mecenas a los 20 años y explica "siempre he prestado con la promesa de dar, me gusta ver primero que se hace un buen trabajo con mi obra, no me gusta verla almacenada", aunque por la buena disposición ya está pensando hacer una primera donación a principios de 2019.

Ha hablado la evolución de su colección, que comenzó con arte francés que acumuló "hasta que lo vendí porque quería dinero para hacer cosas nuevas". Al hacerse mayor se ha ido preguntando si ya no puede seguir ese plan de ir renovando periódicamente su colección, que contiene obras que se han expuesto en los principales museos del mundo, lo que le ha motivado a abrir estas sedes permanentes en España.

Apunta Polo que "siempre he adquirido arte a contracorriente, compré  arte de artistas que habían caído en la parte mala del telón de acero, viaje por Alemania y Hungría para adquirir obra".  Afirma que lo primero que él  mira en los museos es la fecha del cuadro, porque para él la invención, el ser el primero en hacer algo, es una de las cosas más importantes del arte".  Ha subrayado "el impulso que han dado las mujeres en el coleccionismo de arte moderno", señalándolas como pioneras.

Polo espera que los museos de su fundación sean "organismos vivientes" que se comuniquen con expertos de arte, estudiantes, visitantes… Ya ha insistido en que el respeto por su colección marcará el ritmo de donación de las obras. "El mecenas da cuando se aprecia y su colección es valorada".

"Hay un arte que nos interroga y no nos da la respuesta y hay un arte de consumo inmediato, como comer en un McDonalds"

Para terminar ha querido diferenciar su proyecto con el de otros museos de arte contemporáneo que han abierto en los últimos años. A su juicio el arte que permanece por siglos "es aquel que nos interroga y no nos da la respuesta", mientras que hay "otro arte de consumo inmediato, como comer en un McDonalds". Hay un "arte a la moda y no hay nada que pase más rápido de moda que la moda", y cree que se está entrando en otra fase y que hay "nuevos ricos" que ahora mismo se están arrepintiendo de sus inversiones.

Por el contrario, él defiende que los museos tienen que "sembrar un nuevo arte" frente  los museos "con una serie de artistas aprobados y que son los mismos en todos lados, como libros que ya sabes lo que vas a leer antes de abrirlo" frente a museos históricos quee expusieron a artistas como Paul Klee y Picasso antes de que los conociera nadie".

Polo considera que tiene buen ojo para  el arte y apuesta que su museo de Cuenca, que albergará fundamentalmente piezas de arte de Europa del Este creadas desde la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, "va a cantar una nueva canción" sin dejar de mostrar a autores reconocidos. Comenta por ejemplo que en esta ciudad se va a poder ver una lámpara "que es más importante que cualquier Mondrian.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus