18/04/2018
FOTONOTICIA

Pintadas satánicas y ocultistas en la iglesia de San Esteban

No es la primera vez que un templo o monumento católico de la ciudad de Cuenca recibe ataques en forma de pintadas con ánimo vandálico o ideológico. 

La iglesia de San Esteban, en el centro de la capital conquense, ha sido profanada con pintadas que han ensuciado las puertas de su acceso principal y uno de los muros aledaños. Uno de los grafiti consiste en un pentáculo invertido, uno de los símbolos más conocidos del satanismo. El otro asemeja remotamente al Ojo de Horus, una iconografía asociada también con ritos ocultistas. 

No es la primera vez que un templo o monumento católico de la ciudad de Cuenca recibe ataques en forma de pintadas con ánimo vandálico o ideológico. En marzo de 2014 aparecieron pintadas favorables al aborto en la parroquia de la Virgen de la Luz y en julio del año pasado la Virgen de la base del monumento al Sagrado Corazón fue atacada con pintadas anarquistas. La Ermita de La Fuensanta es también objeto habitual de graffitis de todo tipo y condición. 

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus