14/07/2017

Pautas para combatir la ola de calor

Cruz Roja advierte de que las actividades en el exterior cuando hay temperaturas altas pueden ser "peligrosas para la salud, pero, si tiene que permanecer en la calle no hay que olvidar protegerse del sol y refrescarse"

Cruz Roja Española ha lanzado una campaña bajo el lema ‘Yo me protejo ante el calor' para que mediante una serie de pautas sencillas la población pueda disfrutar del calor y del verano con mayor seguridad. La asociación quiere "reforzar los conocimientos básicos sobre conductas que contribuyen a prevenir los efectos adversos de las altas temperaturas". La iniciativa está destinada a la población en general, con especial incidencia en mayores y niños, denominados "grupos de riesgo". El proyecto se lanzó el 26 de junio y durará hasta el 31 de agosto.

Las actividades de concienciación sobre el calor que se están llevando a cabo en Cuenca consisten en una campaña de información telefónica a grupos de riesgo para informar en torno a unas 900 personas en toda la provincia; actividades de información y sensibilización en la vía pública; talleres y charlas informativas e informar por Facebook y Twitter sobre las recomendaciones a seguir.

Los días de calor intenso "obligan al cuerpo humano a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal. El esfuerzo es mayor durante la primera ola de calor porque el cuerpo no está acostumbrado a semejantes temperaturas, cuando el calor es continuo durante varios días o cuando la humedad es muy alta y no hay viento".

Las olas de calor afectan negativamente a la salud y por ello Cruz Roja manda una serie de recomendaciones a la población para que se proteja ante las elevadas temperaturas. La asociación no recomienda salir a la calle en las horas centrales del día, "pero si no hay más remedio, advierte de que hay que descansar, protegerse del sol y refrescarse". "Es muy importante beber líquidos, mantener la cabeza fresca y utilizar abanico".

Dentro del hogar, Cruz Roja recomienda bajar las persianas, toldos y cortinas para evitar que el sol entre directamente y también permanecer en las estancias más frescas. Si se usan ventiladores eléctricos, es recomendable abrir las ventanas porque estos aparatos no enfrían el aire, sino que crean una corriente refrescante a través del giro de sus aspas. Por el contrario, los aparatos de aire acondicionado refrigeran el aire, por lo que hay que mantener cerradas puertas y ventanas.

Cruz Roja también advierte de que, respecto al automóvil, no hay que dejar ni a niños ni a personas mayores en el interior de un vehículo cerrado. Si se viaja con personas vulnerables, hay que prestar especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir del vehículo y que pueden afectar a los pasajeros. Para evitar estos cambios, Cruz Roja cree que es necesario aumentar progresivamente la temperatura del interior del mismo. Si se hace un viaje largo recomienda utilizar el aire acondicionado, si se tiene, y no olvidar descansar y refrescarse.

"Beber líquidos en abundancia es muy importante, igual que utilizar protección solar cuando se exponga al sol". Así, Cruz Roja recomienda aplícársela 30 minutos antes de salir de casa y renovarla regularmente. También ve necesario protegerse los labios y los ojos.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus