24/06/2018
Cuenca

Patologías y lesiones que se afrontarán en la reforma de las Casas Colgadas

Humedades, hongos y carcoma son algunos de los problemas que deberán solucionarse en la rehabilitación del inmueble

Humedades, hongos y carcoma son algunas de las patologías que presentan las Casas Colgadas y que deberán arreglarse en las obras de restauración. Así consta en el minucioso proyecto de rehabilitación de la Casa de la Sirena y la Casa Bajada a San Pablo, elaborado por la UTE Cemosa-Redondo Soria Arquitectos, y cuya fase de licitación ha sido recientemente iniciada por el Consorcio de la Ciudad de Cuenca.

Tras el estudio de patologías, el proyecto propone las siguientes actuaciones: eliminar todas las instalaciones; retirar todos los elementos de revestimiento de la envolvente para su restitución; restituir elementos estructurales de cubierta; reforzar zonas puntoales del forjado de madera; reforzas las vigas cortas de los voladizos, para lo que se deberán hacer catas durante la ejecución de la obra; tratar los elementos de madera del exterior y del interior y reforzar los dinteles en zonas puntuales.

Sustitución de la cubierta

El proyecto recuerda que "la cubierta es el elemento que protege el edificio y constituye una parte esencial para su seguridad, haciéndolo impermeable y aislándolo térmicamente de los continuos ciclos frío calor". Es por esto que deberá sustituirse al completo tanto por los problemas estructurales como por los problemas térmicos y de impermeabilización que presenta.

Y es que las patologías más frecuentes se encuentran en las áreas de humedades, el fallo de cubiertas, deformación de forjados y por ello aparición de fisuras en tabiquerías y cerramientos, los problemas que afectan a la ejecución de estructuras prefabricadas y los cerramientos de fachada de fábrica de ladrillo térmico.

Los problemas de humedades en los edificios de las Casas Colgadas, además de generar problemas vinculados con los daños en los elementos estructurales, pueden llegar a generar desprendimientos que afectarían tanto a pinturas, revocos, enfoscados y guarnecidos como a alicatados, chapados y aplacados.

Las principales patologías de los elementos de madera tienen su causa o bien por la fatiga o bien por la entrada de humedad. Genera patologías estructurales porque los elementos de madera modifican su resistencia mecánica en función de la humedad, por lo que es habitual que se vean afectado por varios ataques que debilitan las características mecánicas de los elementos de madera. En el caso de las Casas Colgadas, la zona que presenta patología es junto a la de cubierta y la del forjado de acceso a la vivienda de la Casa de la Sirena, el encuentro de la viga de madera que conforma el voladizo y que presenta menor entrada en el forjado de la casa colgada en la sala principal. Esta acción de reparación del voladizo deberá ejecutarse en todas las plantas. Para dictaminar la solución se deberá eliminar el revestimiento del elemento en todas sus plantas.

En cuanto a las patologías en los muros entramados de madera, la evaluación suele evidenciar una serie de deficiencias, que una vez corregidas, permiten reutilizarlos en buenas condiciones de estabilidad y resistencia. En este caso, las lesiones y deficiencias más frecuentes son pudriciones, humedades, aperturas de huecos en muros, insuficiente atado entre muros, o el ataque de insectos xilófagos (que se alimentan de madera).

El proyecto cita diversos agentes de origen biótico que pueden padecer las estructuras. Entre ellos, insectos xilófagos como termitas, carcoma grande, carcoma o líctidos, así como hongos, pudrición parda, pudrición blanca y pudrición azul y coleópteros de diferentes especies.

Principales patologías

Los problemas de las humedades, muy generalizados en la edificación, y que afectan no sólo a la funcionalidad y habitabilidad de los edificios, sino que en muchos casos también a la seguridad de los mismos, al generar nuevos procesos patológicos que deterioran el esqueleto estructural resistente, disminuyendo la vida útil del edificio, para ello se deberá actuar en la envolvente del edificio garantizada su estanqueidad y la ausencia de fisuración y en la sustitución de la cubierta

La deformación excesiva de la estructura horizontal de los edificios, que si bien no afecta, en la mayoría de los casos, a su capacidad resistente, si genera diversas lesiones en elementos constructivos no estructurales, con consecuencias económicas importantes, lo que hace que tengamos que reforzar la zona de acceso indicada en la imagen.

Los colapsos ocurridos en cubiertas, en las fases de servicio, por cargas semi excepcionales, debido a una infravaloración general de las acciones actuantes, o las lesiones que se producen en las cubiertas por ausencia de mantenimiento., hacen obligatorio el cambio de todos los elementos estructurales y de revestimiento.

También hay deterioro por falta de mantenimiento en los elementos de carga, muros exteriores e interiores.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus