09/03/2019

Natán Suárez pulveriza al Guadalajara en el derbi y Cuenca pone velocidad de crucero hacia Europa (33-31)

Exhibición con mayúsculas del central, autor de nueve goles, para que los conquenses sumen su quinto triunfo en seis partidos de la segunda vuelta

Liberbank vs Guada (fotos de Javier Guijarro)

La exhibición de Natán Suárez en el derbi regional es tan impúdica que Asobal va a subir el vídeo de sus goles a un canal de contenido para adultos. El joven central hizo lo que quiso con el Guadalajara y comandó el triunfo por 33-31 de un Liberbank Cuenca que sumó su quinto triunfo en seis partidos de la segunda vuelta y mira con ojos golosos los puestos europeos.

Suárez sabía por sus compañeros que el derbi con los alcarreños es una fecha marcada en rojo en el calendario liguero y el chaval decidió que no había mejor momento para descorchar lo mejor de su cosecha. Nueve goles firmó el gerundense, cada uno de ellos más complicado y más bello que el anterior. Fue demasiado para un Guadalajara al que no le bastó con la aseada dirección de juego de Víctor Vigo y los goles con aroma vengativo de Nacho Moya para puntuar en El Sargal.

Saltó el equipo de César Montes muy bien plantado a la pista, con su central gallego cocinando a fuego lento los ataques. Esperaba agazapado un Cuenca que hacía daño a los alcarreños con los contraataques de Sergio López. La diferencia de goles se movía en distancias cortas hasta que Natán Suárez le dio el primer hachazo tras quebrar la cintura de su defensor con una finta y batir a Hombrados con una rosquita. Atreverse a hacerle eso a una leyenda de balonmano cuando tienes apenas veinte años solamente puede significar dos cosas: o eres un genio o eres un descerebrado. La panorámica del partido nos permite afirmar que seguramente Natán pertenece al primer grupo.

El Cuenca se contagió del brillo de su central y se marchó de cinco goles tras jugar sus mejores minutos del partido. Colaboró notablemente una vez más Leo Maciel, crecido tras dejar en evidencia a Víctor Vigo cuando intentó clavarle una rosca en seis metros. Con los partidos del  argentino y con Pulp Fiction ocurre lo mismo, son tan buenos que siempre los disfrutas como la primera vez, aunque los hayas visto cien veces.

La clara ventaja permitió a Lidio Jiménez dar descanso a los jugadores de la primera unidad, pero no salió bien la jugada. Se atascaron los conquenses, con un despiste ejemplificado por Eskericic al entrar a destiempo en un cambio. El combativo Guadalajara, con defensa abierta y con Nacho Moya como mejor arma ofensiva, firmó un parcial de 0-5 que obligó a Lidio Jiménez a dar una patada al tablero de juego para recomponer las piezas. Sin embargo, no terminó de volver el Cuenca al partido y Maciel tuvo que sacar varias manos salvadoras para que los de Montes no se pusieran por delante en el marcador, que llegó al descanso igualado (14-14).

Ya en el segundo tiempo volvieron los titulares, entre ellos un Natán Suárez que se había dejado lo mejor para el final. Firmó el catalán cuatro goles de museo en los diez primeros minutos para devolver la iniciativa del partido a un conjunto conquense, que por fin pudo poner pies el polvorosa.

Lidio Jiménez controlaba como podía a Víctor Vigo, a veces incluso situando a Sergio López en el avanzado, pero en la segunda mitad crecieron otros jugadores alcarreños como Chema Márquez y Javi García, lo que permitía a los alcarreños mantenerse con vida en el partido. Sin embargo, los de Montes no estaban preparados para detener a Natán Suárez. Lógico, porque no se puede detener un terremoto. Añadió el de Girona un tanto desde campo propio a su pinacoteca de goles y encontró en Baronetto a su mejor socio. A veces da la sensación de que el argentino no siempre es consciente de que tiene dientes afilados como puñales, como demostró mordiendo una y otra vez a Hombrados desde el extremo.

El Guadalajara siguió nadando hasta el final pero final le faltaba el extra de intensidad que sí tenía Cuenca, como se pudo ver con los dos goles que hicieron tras rescatar sendos rechaces en lanzamientos de siete metros. La sentencia llegó después de que Natán marcara tras arrastrar a toda la defensa alcarreña como si fueran ratones atraídos por el flautista de Hamelín y de que el letal Baronetto y Moscariello desde su área pusieran cinco goles de distancia.

Le quedó al Guadalajara una intentona desesperada con la defensa por toda la pista y lo cierto es que llegó a meter el miedo en el cuerpo, ya que se llegaron a poner a dos goles con un minuto por delante. Montoro terminó de un latigazo con la incertidumbre y los conquenses siguen navegando por los mares de la liga con velocidad de crucero y con el grumete Natán Suárez, como el Jim Hawkins de La isla del Tesoro, demostrando con creces su valía.

Habrá ampliación con ficha técnica

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

LIBERBANK CUENCA: 33

Maciel; Sergio López (3), Doldán, Natan Suárez (9), Mendoza, Thiago Alves (1),  Montoro (3)- siete inicial- Kilian (p.s.), Dutra (5), Baronetto (6), Moscariello (2), Nolasco (1), Óscar Río (3) Eskericic, Hugo López y Taravilla

QUABIT GUADALAJARA: 31

Hombrados; Sergio Mellado (4), Chema Márquez (5), Víctor Vigo (3), Nacho Moya (6), Javi García (2), Paredes (3) - siete inicial- Eceoloaga (p.s.), Parra (3), Celada (1), Serradilla, Alberto Sanz (3), Pedro Fuentes, Gallardo (1) y Pawel Niewezawa.

Árbitros: Colmenero Guillén y Rollán Martín. Excluyeron a los locales Thiago (2), Eskericic y Dutra y a los visitantes Parra, Serradilla y Mellado.

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 5-4, 8-5, 10-9, 12-12, 14-14, descanso, 17-16, 21-18, 22-21, 26-22, 29-26 y 33-31.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Liga Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.300 espectadores. 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus