03/11/2017
Tarancón

Multitudinaria eucaristía de difuntos en el cementerio municipal Santa Marina de Tarancón

Oficiada por el franciscano padre Remón junto al párroco de Nuestra Señora de la Asunción. Miembros de los coros parroquiales ofrecieron sus cantos en memoria de los yacentes

La clásica eucaristía que se celebra el segundo día de Noviembre, festividad del Día de los Difuntos, tras la fiesta de Todos los Santos, como comentaban muchos asistentes contó con "más gente que otros años" y ha resultado multitudinaria. Fieles apostados en diferentes puntos, entre lápidas, nichos y cubriendo todo alrededor de la pérgola donde se ha oficiado. 

En una tarde soleada y con agradable temperatura, ha sido oficiada por José Remón de los Padres Franciscanos,  junto al párroco de Ntra. Sra. de la Asunción, Miguel Alberto López. En la homilía, el Padre Remón habló de la muerte "como un paso hacia la vida eterna". Sobre "la importancia de esta celebración para abrir a nuestros seres queridos una puerta hacia el cielo" porque apuntó," las flores se secan y las lágrimas se evaporan, lo que realmente más les ayuda es la oración".

El oficio religioso fue cantado, por miembros de los coros parroquiales, que han puesto la nota musical a la celebración, en el lugar que desde las reformas del cementerio está destinado para los fines religiosos. Una jornada en la que se ha mantenido la multitudinaria visita al cementerio, recordando a los seres queridos que en el mismo yacen.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus