21/05/2018

Muere el periodista Ramón Chao, el amigo de los Antonios Saura y Pérez que tuvo casa en San Pedro 25 años

Padre del cantante Manu Chao, ejerció también como cicerone de Alejo Carpentier en su regreso a la capital conquense y Minglanilla

El periodista, escritor y pianista Ramón Chao ha fallecido este domingo en Barcelona a los 82 años de edad. Natural del municipio lucense de Villalba, alcanzó sus mayores éxitos profesionales en Francia, a la que llego en la década los 60 del siglo XX becado para estudiar música. Fue director de las emisiones en lenguas ibéricas de Radio France y corresponsal de 'Triunfo' así como colaborador de 'Le Monde Diplomatique', siendo nombrado Caballero de las Artes y las Letras y luego Oficialpor el gobierno francés En España, donde tenía la encomienda del mérito civil, trabajó además con medios como El País y La Voz de Galicia, entre otros.

Emblema del antifranquismo y del republicanismo, publicó más de una veintena de títulos, entre los que destacan nombres como 'Después de Franco, España", "Prisciliano de Compostela", "La bella Otero" y "Las andaduras del Che". También era conocido por ser el padre del cantante Manu Chao, uno de los fundadores del grupo musical Mano Negra. 

Ramón Chao mantuvo una intensa relación con Cuenca. Durante un cuarto de siglo tuvo casa en la ciudad, concretamente en la calle San Pedro. Compró la vivienda -"muy barata", según contaba- porque le animó su amigo el pintor Antonio Saura, que ilustró alguna de sus obras y que tenía su domicilio conquense frente al del periodista gallego. Él, que había esctrito los textos de los catálogos de exposiciones del artista oscense, defendió en la prensa nacional que el autor de 'Brigitte Bardot' mantuvo la ilusión y la intención de que la capital conquense contase con una fundación sobre su obra y que no desechó la idea, como afirmaron sus herederas y su albacea, a pesar del desánimo por la lentitud institucional en ponerla en marcha con grantías. 

Compartía vecindad en el Casco Antiguo con otro Antonio, Pérez, el coleccionista y editor al que conoció en su estancia en París donde formaron parte del mismo grupo de intelectuales izquierdistas. Sus casas lindaban la una con la otra y forjaron una complicidad que ha quedado de manifiesto en entrevistas, textos y fotografías. De hecho, según ha resaltado en más de una ocasión Antonio Pérez, él fue el que le recomendó su primera profesora de guitarra. Y cómplice del casi legendario concierto que el ex ManoNegra ofreció en la Sala Babylon en 2003 y con el que ofreció un regalo a una ciudad en la que pasó grandes estancias y preparó su primer disco en solitario.

El escritor y periodista fallecido fue el cicerone del regreso a Cuenca de Alejo Carpentier. El escritor cubano conoció junto al pintor Wilfredo Lam en los años 1930 y quiso regresar a esa ciudad que tanto le admiró, haciéndolo de la mano de Chao, muy vinculado a la cultura y política cubana. También visitaron juntos Minglanilla, donde Carpentier recordó su paso en plena Guerra Civil en el camino de Valencia a Madrid para asistir a un congreso de escritores antifascistas. Allí una campesina les pidió a unos cuantos intelectuales que les defendieran ellos, "que sabían leer y escribir".

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus