10/05/2018

Los regantes de Altomira piden más agua para que no peligren cultivos como el ajo morado

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha expresado su solidaridad con los regantes de esta Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) 

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha expresado su solidaridad con los regantes de la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de Altomira, la comunidad "peor tratada" por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) "en el último año" y cuyos 2.000 regantes han sufrido un "recorte brutal" en las dotaciones para riego de años anteriores, poniendo en dificultades la competitividad y viabilidad del ajo morado, uno de los productos "bandera" de la región.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha mantenido un encuentro esta mañana en Toledo con el presidente de la CUAS de Sierra de Altomira, Rafael Domingo, y varios de sus representantes, que le han trasladado la problemática e inquietudes respecto al uso del agua que tienen en el Alto Guadiana, una comunidad de regantes que es "la más extensa" y en la que se incluyen municipios pertenecientes a las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo, en La Mancha occidental.

Francisco Martínez Arroyo ha señalado que todos ellos quieren "seguir regando porque quieren seguir dedicándose a la agricultura", pero las restricciones de uso de aguas subterráneas impuestas por la CHG suponen "una reducción en la dotación de agua que tenían anteriormente en cultivos herbáceos a la mitad, dejando en 2.200 metros cúbicos por hectárea y en el caso de los leñosos hasta los 1.500 metros cúbicos".

En esta línea, ha subrayado que se trata de que los regantes de esta zona "tengan acceso a más agua, que es la que tenían antes, para que les permita mantener la competitividad y viabilidad de sus cultivos hortícolas y principalmente del ajo", recordando que este producto "bandera" de Castilla-La Mancha "necesita agua", y ya empiezan a notarse las repercusiones que pasan por una reducción de la superficie de ajo como el propio presidente de la CUAS le ha trasladado durante la reunión.

"No vamos a tolerar un recorte brutal como éste" ha dicho Martínez Arroyo quien ha transmitido la solidaridad del Gobierno de Castilla-La Mancha en la reivindicación que realizan desde Altomira con la que ha dicho "compartimos los intereses de los agricultores de tener agua para generar desarrollo".

En materia de agua, ha continuado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, se ha trabajado anteriormente con esta comunidad de regantes en el borrador de posición común en defensa de los intereses del agua que Castilla-La Mancha está desarrollando con todo el colectivo que vertebra la región, que suscribirá también esta comunidad de regantes y que pretende defender el agua como "el recurso más importante para la agricultura y para la vida".

Los municipios afectados por las restricciones de uso de aguas subterráneas en la masa de Altomira del Alto Guadiana se encuentran localizados en las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo, en la Mancha Occidental.

La más perjudicada por estas restricciones de la Confederación Hidrográfica del Guadiana es la provincia de Cuenca, siendo los municipios afectados La Alberca de Záncara, Alcázar del Rey, Alconchel de la Estrella, Montalbanejo, La Almarcha, Almendros, Almonacid del Marquesado, Atalaya del Cañavate, Barajas de Melo, Cañada Juncosa, El Cañavate, Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro y Castillo de Garcimuñoz.

También afecta a La Hinojosa, El Hito, Huelves, Monreal del Llano, Osa de la Vega, Paredes, Pinarejo, El Pedernoso, Pozorrubio, Puebla de Almenara, Rada de Haro, Saceda-Trasierra, Santa María del Campo Rus, Santa María de los Llanos, Sisante, Tarancón, Torrubia del Castillo, Tribaldos, Vara del Rey, Vellisca, Villamayor de Santiago, Villar de Cañas y Villar de la Encina.

El resto de municipios conquenses afectados son Villarejo de Fuentes, Villarrubio, Uclés, Rozalén del Monte, Saelices, Hontanaya, Tresjuncos, Fuentelespino de Haro, Villalgordo del Marquesado, Los Hinojosos, Villaescusa de Haro, Honrubia, Carrascosa de Haro, Belmonte, Mota del Cuervo, Las Pedroñeras, San Clemente, Casas de Haro, Pozoamargo y Tébar.

En la provincia de Ciudad Real, los recortes en las dotaciones afectan a Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Pedro Muñoz, y en la provincia de Toledo a Miguel Esteban, Quero, Quintanar de la Orden, El Toboso, Villanueva de Alcardete.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus