01/05/2018
Alcarria

Los municipios ribereños advierten a Maíllo que “en un acuerdo intervienen las dos partes"

Los municipios ribereños insisten en ser tomados en cuenta. "No puede ser que todo el mundo hable de respetar las necesidades de la cuenca cedente y luego sean los beneficiados por el Trasvase quienes marquen cuáles son las mismas"

Fernando Martínez Maíllo

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía han advertido al coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez Maíllo, que "en un acuerdo intervienen las dos partes, no puede darse uno la mano a sí mismo y después celebrarlo con una palmadita en su otro hombro". Los ribereños han reaccionado de esta forma a las declaraciones realizadas por Maíllo en Cartagena en las que afirman que aseguró que "su partido ultima un acuerdo sobre el agua que incluirá trasvases. Está muy cerca, al 99,9 por ciento". Los ribereños insisten en ser tomados en cuenta, "no puede ser que todo el mundo hable de respetar las necesidades de la cuenca cedente y luego sean los beneficiados por el Trasvase quienes marquen cuáles son las mismas"

"Ya sabemos que para algunos es normal aprobar las cosas sin presentarse y al señor Maíllo le ha tocado sacarse un posgrado sobre el tema en las últimas semanas, pero a los afectados de la cuenca cedente nos gustaría estar presentes en la toma de decisiones, que se nos pidiera opinión y que se respetasen nuestras necesidades reales", explica con ironía el presidente de los ribereños, Francisco Pérez Torrecilla, sobre las declaraciones del dirigente popular. En este sentido, añade que "nunca se han tomado la molestia en analizar todo el perjuicio que nos ha causado a los municipios ribereños el trasvase, aunque ahora disponen de un estudio de la Universidad de Castilla-La Mancha para estudiárselo. Los principales afectados de la cuenca cedente somos precisamente los únicos que no tenemos voz ni voto en la toma de decisiones, los trasvases se aprueban automáticamente en base a los intereses de los regantes del SCRATS, sin tener en cuenta al río Tajo".

Precisamente, los ribereños exigen al Gobierno y a los partidos políticos una fiscalización de las políticas hídricas del Levante antes de aprobar nuevos acuerdos y trasvases. "Queremos que expliquen a todos los españoles por qué cada vez necesitan más agua, cuántas hectáreas de regadío tenían al comienzo del trasvase, cuántas tienen ahora y por qué se han ido legalizando; queremos que expliquen que está pasando con el Mar Menor, porque esa agua también es de todos; queremos que se cumpla con la directiva marco del agua y no se sacrifique a nuestra comarca y nuestro río, el Tajo, en defensa de una agricultura industrial e insostenible si no fuera hormonada con subvenciones públicas. Si alguien quiere llegar a un acuerdo, que sea realmente entre las dos partes y que primero levante las alfombras del Levante; cuando uno pide un crédito, primero se le mira con lupa y para ellos el agua es dinero, porque el abastecimiento para consumo humano está garantizado".

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus