06/11/2017
Opinión

Ley de Franco o Ley Franco

El nivel intelectual de las discusiones y debates en España ha ido descendido de manera preocupante en los últimos años. El "y tú más" o el "en tu partido también" es algo común cuando dos partidarios de ideologías contrapuestas se encuentran en un pleno del Ayuntamiento, Congreso o en un debate televisado. Una pena.

A esto he que añadirle que desde que tengo uso de razón es frecuente el recurso de los términos ultraderecha, derecha extrema, Franco o franquismo para atacar a una determinada ideología. Y ahora con el tema catalán, es mucho más palpable. A los nacionalistas catalanes, independentistas y facciosos diversos de esta misma cuerda se les llena la boca haciendo  comparativas entre las acciones, palabras, pensamientos o políticas, en este caso, del Partido Popular y todo lo relacionado con Francisco Franco. Pero vamos, que da igual que sea el PP o el sursuncorda. Cualquiera que no siga su cuerda y ponga un pero a sus delirantes comedias políticas se encuentra a un tris de ser tildado de franquista con lo que ello significa: cúmulo de todas las vilezas, maldades y excrecencias de la política de esta piel de toro desde su más tierna infancia.

Así que, harto de tanta simpleza argumental y monografía dialéctica propongo darle una vuelta a la Ley de Godwin. Me explico: 

La ley de Godwin o regla de analogías nazis de Godwin es un enunciado (y no una ley) de interacción social propuesto por Mike Godwin en 1990. Establece que:

A medida que una discusión en línea se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis tiende a uno. Se puede deducir así que una discusión caduca cuando uno de los participantes menciona a Hitler o a los nazis puesto que la simple alusión a ambos términos fuera del contexto bélico mundial o del Holocausto, provocará que la persona pierda inmediatamente la discusión

¿Qué quiero decir con todo esto? Como he dicho antes en España cualquier cosa es susceptible de ser comparada con Franco o el franquismo. Pues bien, propongo la "Ley de Franco" o "Ley Franco", es decir, cualquiera que use esa comparativa demostrará que no tiene argumentos para corroborar o defender su idea o su pensamiento si no es con alusiones al franquismo o a Franco, lo que implicará que como ya no tiene argumentos, ha perdido la discusión o debate.

Espero que a partir de aquí se puedas ver debates y discusiones serias y defensas de posturas ideológicas con un peso argumental y no meras peleas de patio de recreo.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus