18/07/2018

Las once zonas de baño de la provincia con control de calidad

La Lastra (Enguídanos) y La Laguna (Huerta del Marquesado) se suman a las áreas supervisadas por el Gobierno regional

Cañamares

El Gobierno de Castilla-La Mancha vigilará la calidad del agua y las instalaciones de once zonas de baño en la provincia de Cuenca durante esta temporada de verano, dos más que el año pasado pues a La Toba (Cuenca), Cabezas del Cebadal (Santa María del Val), La Playeta (Cañamares), Laguna Grande (El Tobar), Cueva Tomás (Albendea), El Manantial y La Presa (Poyatos), El Poblado y La Cespera (Buendía) se han sumado La Lastra (Enguídanos) y La Laguna (Huerta del Marquesado).

La directora provincial de Sanidad, Mari Luz Fernández, ha destacado la importancia del Programa Regional de Vigilancia Sanitaria de las Aguas de Uso Recreativo que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ejecuta a través de los servicios de Salud Ambiental y Salud Pública pues "gracias a él se mejoran notablemente las condiciones higiénico-sanitarias de las zonas de baño de nuestra comunidad autónoma".

Asimismo, ha indicado que, hasta la fecha, los controles llevados a cabo indican que todas las zonas de baño autorizadas en la provincia de Cuenca son aptas para el baño, como se puede comprobar accediendo a la página web del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (http://sescam.castillalamancha.es).

Fernández ha explicado que las funciones de vigilancia sanitaria de las zonas de baño pasan por el control sanitario del agua, mediante la toma de muestras de agua para su análisis cada 15 días; así como de las condiciones de limpieza de las zonas de baño, existencia de posibles vertidos, etc.

"Todos los resultados se reflejan en unas encuestas que se trasladan al Programa Nacional de Vigilancia de Zonas de Baño y además se trasladan los ayuntamientos como autoridad responsable de mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las zonas de baño y de informar al público mediante carteles de la situación de las mismas", ha detallado la directora provincial de Cuenca.

Finalmente, Fernández ha indicado que la campaña de vigilancia de las zonas de baño se prolongará hasta septiembre, cuando finalice la temporada de baño. Un periodo durante el cual ha invitado a la ciudadanía a atender una serie de recomendaciones, como respetar la señalización existente, comprobar la distancia del fondo y que no haya elementos sumergidos tales como piedras, árboles y otros objetos; evitar el baño si hay corrientes turbulentas, no zambullirse desde demasiada altura o en posición incorrecta pues pueden provocar lesiones medulares y, en caso de accidente, llamar inmediatamente al 112 antes de mover a la víctima.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus