17/01/2018

Las auxiliares de ayuda a domicilio de la capital piden el cese del concejal José María Martínez

Consideran que el nuevo pliego de contratación es "regresivo, pernicioso y que perjudica a las empleadas"

"No somos criadas, somos auxiliares de ayuda a domicilio". De esta forma tan tajante han resumido este miércoles las trabajadoras de ayuda a domicilio su posicionamiento contrario al pliego del servicio propuesto por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cuenca. Un servicio que se encuentra en fase licitación, y a su concesión se han presentado diez empresas.

Las representantes legales de las trabajadoras, María Pilar Blanco y Deborach Colmena, y su asesor sindical Desiderio Pérez han ofrecido una rueda de prensa a los medios de comunicación para mostrar su rechazo a un pliego que califican como "regresivo, pernicioso y que perjudica a las trabajadoras". Además, han solicitado al alcalde el cese del concejal de Atención a las Personas e Igualdad, José María Martínez.

Uno de los puntos que rechazan del pliego es el aumento de 1,6 euros por hora que se recoge, pasando de 12,6 euros a 14 euros. Según ha explicado Pérez, se trata de una subida "ridícula" puesto que el actual fue firmado hace ocho años y capitales de provincia limítrofes "están pagando en torno a 19 y 21 euros la hora". Además, ha desmentido que las trabajadoras cobren esa cuantía, afirmando que lo que éstas perciben finalmente por parte de la empresa son 6,43 euros por hora.

"El concejal de Servicios Sociales ha mostrado una total falta de criterio y de diálogo, en un pliego en el que no ha tenido en cuenta ni las solicitudes de las trabajadoras ni las de la oposición", ha señalado Pérez. Por ese motivo, apoyan "el hecho de que el PSOE se negara incluso a formar parte de la mesa de contratación y que IU se haya mostrado contrario".

Y es que las trabajadoras no sólo critican la subida de hasta 14 euros, también están en desacuerdo con algún punto que se recoge en el pliego y solicitan la inclusión de otros. Como ejemplo han indicado que "se incluye como ordinario cosas que no lo son, como limpiezas a fondo moviendo muebles o quitando ventanales".

Por otra parte, les gustaría que quedaran bien resueltos los parámetros de los desplazamientos "porque en el pliego figura que la empresa es la que correrá a cargo de estos gastos, y los paga según su criterio a las trabajadoras. Esto debería quedar bien regulado para evitar futuros conflictos colectivos".

En la actualidad, hay 40 trabajadoras en el servicio de ayuda a domicilio, de las que dos tienen contratos de trabajo a tiempo completo y el resto a tiempo parcial, según los datos aportados por ellas en rueda de prensa. Hay más de 200 usuarios del servicio en la capital. 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus