16/04/2019

Las acusaciones de la Fiscalía al profesor del Conservatorio: vejaciones, tocamientos, penetraciones...

Una de las alumnas sufrió distintos abusos, entre ellos agresiones sexuales, durante una década. El juicio comienza el 24 de abril

Conservatorio

Los días 24, 25, 26 y 29 de abril, a las 10 horas, se celebrará el juicio contra el profesor del Conservatorio de Cuenca acusado de delitos  de abuso y agresión sexual y contra la integridad moral de algunso de sus algunos, además de exhibición de pornografía infantil

El Consejo General del Poder Judicial ha hecho público el señalamiento y las conclusiones de la Fiscalía, que le acusa de que durante el desarrollo de su actividad docente, como pauta habitual de actuación de sus clases en las que trataba con niños de 8 años en adelante, el profesor "hacía objeto  de continuos actos de menosprecio con actitudes marcadamente intimidantes", minando la autoestima de los estudiantes .

Respecto a las  alumnas de sexo femenino, "el acusado habitualmente les hacía objeto de actos y expresiones con connotaciones marcadamente sexuales", tales como manifestarles la ropa que había que llevar, que enseñaran las piernas o el pecho…

Las conclusiones explican que en el marco de este contexto de "control emocional" procedió "de forma continuada, sin solución de continuidad, durante los curso académicos que impartió clase en el Conservatorio de Cuenca, con la finalidad de satisfacer sus deseos sexuales a someter a las alumnas de sexo femenino a plurales actos atentatorios contra su indemnidad y libertad sexual" con distintas intensidades: "desde manifestaciones verbales denigrantes y vejatorias, tocamientos hasta penetraciones vaginales y bucales". A otros alumnos les hacía objeto, siempre según las conclusiones de la Fiscalía, de "humillaciones y acciones vejatorias permanentes y notoriamente perniciosas".

Pone ejemplos de varios casos de estos abusos, entre ellos a una alumna a la que dio clases  entre 1990 y 2001. En unas clases particulares que le impartió en su domicilio, cuando tenía trece años, "le conminó a quitarse la camiseta, indicando para vencer su resistencia que era habitual este tipo de cosas entre alumnos y profesores, de forma que "mientras ella tocaba el piano, el acusado le tocaba los pechos diciendo "son muy bonitas". El profesor habría repetido en varios ocasiones  y en una de las clases lamió el cuello de esta menor.

Del mismo modo, en alguna ocasión "ante las actitudes de protesta expresadas por esta alumna, reaccionaba diciéndole "aquí el que mando soy yo" y en una ocasión se abalanzó sobre ella, asiéndole la vagina.

En el año 2001 el acusado mostró a esta chica y a otros alumnos fotografías de contenido pornográfico como la de una mujer penetrada por un caballo.

La fiscalía señala que  otro de los alumnos, al que dio clase entre 1999 y 2004, le insultaba a él y a su familia cuando se equivocaba en las clases y que una vez le rompió el currículum que iba a presentar a un concurso diciéndoles "con esto te limpias el culo". A otra chica de nueve años, por tocar mal el piano, le habría dicho "vete por la sombra porque las mierdas al sol se resecan". A esta misma alumna, cuando alcanzó los 16 años, también le tocó los pechos y genitales y le instaba a que le enviara fotografías sexuales por Whatsapp, amenazándola con someterla a humillaciones en clase ante otros alumnos como represealia. A esta chica terminaría penetrándola, primero durante una clase particular que él ofrecía a sus alumnas como una gratificación y en otra ocasión en el aula. Además, siempre según la acusación, la obligó a practicar una felación en el domicilio de su tío, al que habían acudido para afinar un piano.

Otra de las chicas le dijo que si tuviera 20 años "estarías abierta de piernas encima de la mesa conmigo" y otra que "si se ponía pantalón corto era para que la viesen", por citar algunos ejemplos.

El  acusado será juzgado por delitos contra la libertad sexual e indemnidad sexual, entre los que se incluyen sendos casos de agresión sexual, la integridad moral, exhibición de material pornográfico. En total son unos 56 años de prisión e indemnizaciones por importe de 46.000 euros que debería abonar de manera subsidiaria con la Junta de Comunidades.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus