28/05/2018

La Serranía afronta una situación excepcional con "miles" de árboles caídos por las nevadas

Las labores de retirada se prolongarán durante "varios años". La magnitud del problema ha requerido la intervención coordinada de administración regional, Tragsa, Geacam, ayuntamientos y Fábrica de Maderas para limitar sus consecuencias de cara a los incendios y la propagación de plagas

Labores de limpieza en el Nacimiento del Río Cuervo (Foto: JCCM)

La Serranía de Cuenca atraviesa una de esas situaciones realmente excepcionales. Se puedan contar por miles los árboles tronchados o derribados por las nevadas de estos meses, en especial por la que tuvo lugar el pasado día 11 de abril. Las dimensiones del problema han requerido la intervención coordinada de diferentes administraciones y entidades para poder limitar unas consecuencias que se pueden ver agravadas de cara a los incendios forestales o para la propagación de plagas. De hecho, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en el último Consejo de Gobierno una aportación de 500.000 euros para intervenir por este motivo de 17 municipios de la Serranía conquense.

Joaquín Cuadrado, director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha reconocido que se trata de un "fenómeno muy raro". Como causa del mismo, apunta "que nevó mucho sin hacer excesivo frío. Esto provoca que la nieve no se congele y no caiga al suelo. Si sigue nevando, la nieve se acumula en el árbol y se acaban partiendo a media altura o son arrancados desde la base. Si además, en esos momentos hace viento fuerte...pues ocurre esto".

Estas mismas fuentes señalan que no es posible establecer un cálculo aproximado de los ejemplares derribados en la Serranía aunque existe la certeza de que se pueden contar por "miles. No sé si se puede hablar de millones pero sí de varios miles. Por eso estamos actuando desde el primer momento a través de la empresa pública Tragsa, la Fábrica de Maderas de Cuenca... dado el riesgo que suponen para los incendios y también para la proliferación de plagas, que es otro de los riesgos que se puede derivar de esta situación". Cuadrado ha indicado que "la incidencia no es la misma en todas las zonas de la Serranía, lógicamente. Hay zonas donde se han visto afectados un 2-3% de los pinos y en otras un 60-70%. Tenemos previsto que realizar un vuelo con un dron experimental de Geacam para poder cuantificar los daños de forma real. De todas formas, tenemos trabajo para varios años". 

El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha precisado que se ha empezado a  trabajar "en las zonas más transitadas como el Nacimiento del Río Cuervo, La Fuente de la Tía Perra, El Hosquillo, las Majadas...para ir avanzado en los trabajos de forma progresiva. Hay zonas muy afectadas en Poyatos, Las Majadas, Beteta, Santa María del Val, Vega del Codorno...".

Por último, los ayuntamientos con montes de titularidad municipal también han comenzado a afrontar el problema en la medida de sus posibilidades y "han iniciado rápido la licitación para la retirada de la madera por parte de las empresas interesadas para acelerar el proceso de normalizacion. Hay que tener en cuenta que las posibilidades de negocio son elevadas porque la madera está sana y, en el caso de los árboles arrancados desde la base, en perfectas condiciones". Estas mismas fuentes han indicado que la situación no ha afectado de igual manera a todas las especies. "Ha afectado en mayor medida, por ejemplo, al pino silvestre porque tiene las raíces más superficiales y, por tanto, tiene menos agarre al suelo".

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus