07/05/2017
Opinión

La madre

En cada hogar hay un tesoro que luce y brilla, que no pasa desapercibido para los suyos. Desde el principio de nuestra existencia el rol de la madre ha sido siempre el mismo. La sociedad moderna ha intentado transformar el modelo tradicional de la familia, en parte lo ha conseguido. Es en estos últimos años cuando ha comenzado a darse cuenta y a tomar conciencia del gran papel de la mujer en el seno familiar, el privilegio que le otorgó la naturaleza no pueden ser sustituidos. Ella es el primer artífice de la historia del hombre, posee la condición de procreadora, educadora y como tal es la columna vertebral de la propia familia y que implica un aporte básico sobre el plano cultural, económico social y civil de la comunidad que no puede ser sustituido.

No ha habido época histórica que no haya buscado momento en el año para bendecir y agradecer la gran labor que realiza una madre. Una de las más arcaicas se remonta a la antigua Grecia, que entre sus fiestas existía una dedicada a la Rea, madre de los grande dioses como fueron Zeus, Poseidón y Hades. En la época romana era la dedicada a Hilaria que se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles. Cuando llegó la época cristiana esta celebración se transformó en honrar a la Virgen María y en el santoral católico el 8 de diciembre se celebraba el Día de la Madre. ¿Por qué ese día? La importancia de la maternidad en el pensamiento cristiano y como principio fundamental de la iglesia católica hizo que fuera elegido el día dedicado a la Inmaculada Concepción, como el más idóneo para homenajear a las madres. Haciéndose suyo este pensamiento, el Reino de España en el año 1644 la proclamó fiesta  nacional.

En la actualidad, sea cual sea la religión, el Día de la Madre se ha convertido en una celebración universal. En España se celebra el primer domingo de mayo desde 1965, también lo celebran este día en Lituania, Hungría, Portugal y Sudáfrica.

Hoy es un homenaje a todas las mujeres que han decidido ser madres y si preguntáramos a cualquiera de ellas por su experiencia como madre dirían, sin error a equivocarme, que fue la experiencia que más orgullo les ha hecho sentir en su vida y es que las noches en vela, todos los sacrificios que han soportado fueron más satisfactorios que cualquier meta alcanzada, trofeo ganado o fortuna acumulada. No hay duda que ser madre es el trabajo más difícil y al mismo tiempo el mejor de este mundo.

Mi más sincero agradecimiento y felicitación a todas y cada una de las madres porque en ellas se vislumbra: "la luz, la gracia, la dulzura y el encanto".

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies