08/10/2019
Provincia

La Fiscalía de Cuenca pone el foco en el "inquietante" ascenso de los delitos contra la libertad sexual

En 2014 se incoaron 44 diligencias previas por este tipo de delitos y en 2018 la cifra subió hasta los 63, un aumento porcentual del 43%

La Fiscalía de Cuenca ha puesto el foco en el "inquietante" ascenso registrado en los delitos contra la libertad sexual. Así lo ha comunicado este martes en rueda de prensa la fiscal jefe de Cuenca, María Isabel Gómez, en la que acompañada por el delegado de menores de la Fiscalía, Javier Álvarez, ha presentado la Memoria de la Fiscalía de 2018.

Según los datos que ha dado a conocer, durante 2018 se abrieron en total 63 causas, cuatro menos que en 2017 pero muy por encima de las 44 diligencias previas que se incoaron durante 2014 por este tipo de delitos. Si bien hubo un descenso en el último año, el dato ha aumentado un 43% respecto al inicio del quinquenio. Una subida que sí está en consonancia con el aumento que ha habido a nivel regional del 17% durante 2018, y que  "ha motivado que se haga alguna reflexión en este sentido". Dentro de los 63 procedimientos incoados por la Fiscalía "hay 16 en los que las víctimas tienen menos de 16 años, que tiene un tratamiento penal diferente".

En este punto, Gómez ha explicado que "estas cifras más altas afloran una realidad que hasta ese momento se había mantenido oculta. Lo que sucede es un aumento de denuncias y no un aumento de delitos. Las cifras de criminalidad en estas modalidades delictivas siempre han venido asociadas a un bloque de unas cifras latentes que no se denuncian por la propia naturaleza de las infracciones".

Además, la fiscal jefe ha indicado que "el perfil del delito contra la libertad sexual no es una persona mayor que se ve abordada por un desconocido. Por regla general el patrón que más se repite es que la víctima es menor y el agresor suele ser alguien de su círculo más cercano, o bien familiar o del entorno próximo".

Gómez ha subrayado que "si se puede sacar algo positivo del dato es reivindicar el trabajo que se está haciendo y considerar que cuando las víctimas acuden al sistema es porque algo estará funcionando bien".

La fiscal jefe ha informado que los delitos contra la libertad sexual "es un sector de la criminalidad muy similar al de la violencia de Género. Por la propia naturaleza y las implicaciones emocionales que tienen estos delitos, en muchas ocasiones la víctima no acude al sistema. Eso es una realidad que existe y el reto principal es que la víctima acuda al sistema y el sistema pueda funcionar, igual que los delitos contra la libertad sexual".

Además, ha añadido que "en los delitos contra la libertad sexual hay un montón de cuestiones que están en la calle, como si tienen o no que prescribir. Son realidades en las que la víctima no denuncian, prefieren no acudir al sistema, porque en muchos casos afectan a la intimidad personal y es un proceso de victimización en el que se debe introducir un relato sin una garantía, porque esto no es una ciencia exacta".

"El reto es que la víctima acuda, denuncie y utilice el sistema y el resto de recursos, no sólo judiciales sino también asistenciales", ha sentenciado Gómez.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus