01/11/2018
Balonmano

La exitosa trayectoria del Aquiles de Bocholt que le ha llevado a cruzarse con el Liberbank Cuenca

Fundado en 1987, el equipo flamenco ha ido escalando escalones desde lo más bajo del balonmano belga hasta llegar a ganar tres títulos de liga. Esta es su sexta participación en la Copa EHF y la primera vez que alcanzan la tercera ronda

Achillles Bocholt (FotoReza Bene-League Handball)

Desde el momento en el que en el sorteo de la Copa EHF salió la bola del Achilles Bocholt los aficionados del Liberbank Cuenca se mostraron optimistas en que era un equipo al que se le podía derrotar. Muy pocos conocían entonces a este club afincado en una pequeña ciudad flamenca.  Sin embargo, es conveniente moderar ese optimismo si se tiene en cuenta la trayectoria de este club belga, que desde su fundación ha crecido hasta convertirse en uno de los equipos más laureados del país. En 2012 el club hizo varios actos para conmemorar su 25 aniversario y elaboró una pequeña publicación en la que recorre su historia y de la que se extrae la información de este reportaje.

La semilla del Achilles Bocholt fue implantada en 1986, cuando un grupo de quince jóvenes de la localidad se juntaron para empezar a practicar balonmano, un deporte que había arraigado en Flandes y particularmente en la provincia de Limburgo. Comenzaron sus entrenamientos en el pabellón de la escuela ‘Las Niñas' (hoy llamado El Triángulo) bajo la dirección de Rudy Ceyssens y Arnaud Marguillier,

En 1987 nacía oficialmente el club, con Koen Nijsen como presidente y Danny Aaerts como secretario. Para la denominación del club cogieron prestado el nombre del guerrero Aquiles para que acompañara al de la ciudad, sirviéndose la mitología griega como  anteriormente habían hecho otros clubs como el Ajax de Ámsterdam holandés. Para su vestimenta escogieron el verde y el blanco, colores que aparecen en el escudo de la ciudad, aunque desde 2003 visten pantalón negro.

En septiembre de aquel año el equipo masculino comenzó a competir en Primera Provincial, la categoría más baja del balonmano belga y con el holandés Nel Kremers como entrenador. Su primer partido oficial fue ante el Genk, que les derrotó por un contundente 35-8. No consiguió su primera victoria hasta el 2 de abril de 1988.

El equipo se consolidó y a principios de los noventa creó dos equipos juveniles. En 1992 estuvo cerca de su primer ascenso, que llegó al año siguiente. Ya en Cuarta nacional el apoyo social del club creció hasta el punto que una temporada abandonó su apelativo de Achilles para cedérselo al patrocinador. En 1993, el Bocholt creaba su equipo femenino y en 1994 subían un escalón más, a la Tercera Nacional.

En la temporada 1996/97 hubo una reconfiguración de la competición que permitió al Bocholt jugar en Segunda. Disputaron cuatro veces en seis años la promoción de ascenso a la máxima categoría pero no consiguió subir a la máxima categoría, la Eredivisie, hasta el curso 2004/05.

Los de Limburgo se estrenaron al año siguiente en la élite del balonmano belga-holandés, al que llegaron en parte gracias a una afición que daba un ambiente especial a su pabellón como ocurre con El Sargal conquense. Por aquellos años equipo femenino también cosechaba sus primeros éxitos y su estructura de categorías inferiores creció hasta tener 140 jugadores en diez años de existencia.

En su primer año en la Eredivisie el Bocholt quedó penúltimo y descendió para volver a subir en 2007, año en el que su femenino también conseguía alcanzar la máxima categoría y su equipo juvenil se proclamaba campeón.

El Achilles quedó sexto en el retorno a la competición que ya era la BeNeLiga, competición de los mejores equipos belgas y holandeses. En la temporada 2009/10 disputó la la Final Four de la BeNeLiga, pero fueron derrotados por el Volendam. Bart Lenders, estrella del equipo, fue elegido mejor jugador del año. La temporada siguiente el equipo se mudaba a un nuevo pabellón, el Sportcomplex De Damburg, por el que pasarán los aficionados conquenses que viajen con el Liberbank Cuenca.

En 2013 el Achilles Bocholt alcanzaba la gloria al conseguir su primer título de la Beneliga, vengándose de un Volendam que llevaba tres títulos consecutivos.

Aquello les permitió debutar al año siguiente en la Copa EHF, donde cayeron a las primeras de cambio ante el Tatabánya Kézilabda húngaro.

En la actualidad el Bocholt es el equipo más poderoso de la BeNeLiga. Ha ganado los dos últimos campeonatos y en la actualidad es el líder de la competicion vigente. Cuenta además en su palmarés con dos copas de Bélgica y esta es su sexta participación en la Copa EHF. Su techo en Europa es precisamente esta tercera ronda en la que debuta un Liberbank Cuenca que tiene que tomar nota de la exitosa historia del Aquiles para no confiarse, porque los de Bocholt tienen un espíritu guerrero que les ha permitido ir saltándose los límites que se supone tiene una ciudad de poc más de12.000 habitantes.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus