03/12/2017
Cultura y Vida

La eliminación de humedades con la reforma del Consorcio permitirá reabrir al culto San Nicolás de Bari

El templo lleva cerrado al culto alrededor de ocho años. El proyecto tiene localizados los focos de humedad así como las medidas correctoras adecuadas

La rehabilitación de la iglesia de San Nicolán de Bari por parte del Consorcio Ciudad de Cuenca permitirá recuperar el culto en el templo después de unos ocho años, periodo durante el cual ha estado cerrado. La eliminación de las humedades que padece el inmueble, y que provocaron su clausura, es la principal finalidad de la intervención que, en este momento, se encuentra en fase de información pública. El presupuesto previsto ronda los 116.000 euros. El propio proyecto contempla que la finalidad de las labores de restauración es "que quede la iglesia en perfectas condiciones para poderse abrir al culto de nuevo". 

Francisco Medina, párroco de la iglesia de San Nicolás de Bari, ha expresado su satisfacción por la recuperación de un templo con gran tradición y devoción en la ciudad, cuya entrada se encuentra situada en la Plaza de San Nicolás. "Lógicamente, me parece una intervención muy interesante que permitirá retomar el culto después de unos ocho años". Entre las tradiciones vinculadas a este templo se encuentra la misa de los lunes que, desde entonces, se ha venido celebrado en la iglesia de San Pedro. 

El detallado proyecto elaborado por el arquitecto Enrique Martínez Gil destaca que "el principal problema que se ha encontrado es la cantidad de humedad que presenta el edificio en la parte inferior de sus muros que los afectan casi en su totalidad. De un análisis más minucioso y estudiando la ubicación del edificio con respecto a las cotas de las calles que la rodean, vemos que el punto donde se producen mayores humedades se corresponden en la zona del muro norte, donde la calle se queda 1,50 m. más alta que el nivel del piso de la iglesia. En esta zona es donde se ha picado el muro y ha aparecido el arco apuntado gótico, también se ve que la humedad llega hasta una altura importante en el muro".

Asimismo, el informe refleja que la calle que linda con la fachada norte es donde tiene el origen la mayor parte de humedades. "Es una calle de escasas dimensiones en la que en invierno es una ombría (no tiene ningún soleamiento). A esta calle desaguan la propia iglesia que lo hace sin canalones, el edificio de la Escuela Cruz Novillo, que en este caso tiene canalones pero desaguan directamente a la calle, y el edificio de viviendas colindante que tiene rotos los canalones y bajantes".

Entradas complementarios

El proyecto tiene localizados otros focos de humedad entre los que figura el propio suelo. "Se ha visto que la roca madre está muy cerca del nivel del piso de la iglesia y que el pavimento no tiene solera, ya que sólo cuenta con una cama de arena, el mortero de agarre y el terrazo. Todo esto hace que la piedra haga de barrera, no deje filtrar el agua y discurra sobre ella para que los muros y el pavimento lo dejen salir a la superficie por evaporación, levantando los revestimientos en paredes y dejando depósitos de salitre en el solado". Por otro lado, "tenemos otro foco de entrada de humedad en la jardinera que aparece a la derecha de la entrada de la iglesia, que además del agua de lluvia que pueda recoger, tiene el agua del regado continuo, creando una mancha más localizada al interior, que también es patente en las paredes de la sacristía".

Pese a los problemas de humedad, para las que el informe contempla amplias y detalladas medidas correctoras, el arquitecto indica que "estructuralmente la iglesia se encuentra en buen estado, tanto sus muros como bóvedas y cerchas de cubierta, sin grietas ni desplomes relevantes. Los revestimientos exteriores están en buen estado, y sólo se ven algún desconchón en el alero que forma el muro sur con el cerramiento de la sacristía, y sobre el cargadero de la ventana inferior central en la fachada oeste. Lo demás está en perfectas condiciones".

Origen

La Dirección General de Cultura de la Consejería de Educación y Cultura, en su Resolución de 2 de junio de 1998, donde se incoa el expediente para la declaración de la iglesia como bien de interés cultural, con la categoría de monumento, exponía que, al parecer,  " la iglesia ya estaba construida en el siglo XV, aunque arquitectónicamente hablando, su estructura no se asemeja a las edificaciones típicamente renancentistas propias de este siglo. Se estructura original consistía en una planta rectangular con ábside de piedra en su cabecera (ábside que en la actualidad ha quedado sepultado bajo las viviendas que se han construido adosadas a la iglesia), estructura que está más cerca de los planteamientos de la arquitectura románica que de la renacentista. Así como la orientación hacia el sur de su fachada principal típico de las iglesias románicas."

La iglesia se encuentra en suelo urbano con nivel de protección II , según la normativa vigente del Plan Especial del Casco Antiguo de Cuenca y sus Hoces, está recogido en el Catálogo de Bienes Protegidos y declarado Bien de Interés Cultural en fecha 26 de junio de 2001. Tras la fase de información pública en la que se encuentra actualmente, podrá iniciarse el proceso de licitación al que podrán optar las empresas interesadas en su ejecución para, finalmente, culminar el proceso con la adjudicación; fase en la que se decidirá la empresa que se hará cargo de los trabajos.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus