15/05/2017

La directora del Instituto de la Mujer: "Hay más muertes por violencia de género que por terrorismo"

Araceli Martínez ha inaugurado en Cuenca un curso sobre atención socio-sanitaria a mujeres y a menores víctimas de violencia de género.

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha resaltado hoy que sensibilizar y dotar de conocimientos en materia de violencia de género a la red de profesionales sanitarios es uno de los objetivos del curso que ha inaugurado en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, donde ha destacado que con este tipo de iniciativas queda patente el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la erradicación de  la violencia de género y con cualquier desigualdad que padecen las mujeres en relación con los hombres.

Según ha dicho, cuando se habla de violencia de género hay que hacerlo desde su  multicausalidad y, en este sentido, ha destacado la relación que tiene con la Salud Pública, ya que según ha recordado, son las propias Naciones Unidas las que declararon en 1996 que la violencia de género podría considerarse una epidemia por la prevalencia que tiene en la sociedad.

"Es por ello por lo que la violencia de género debe ser considerada por las administraciones y por las instituciones públicas como un auténtico problema de Salud Pública, según la OMS", ha señalado.

Para la directora del Instituto de la Mujer es muy importante que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) contribuya de manera trasversal a generar más igualdad de oportunidades para todas las mujeres y con ello implícitamente a luchar también contra la violencia de género.

"No podemos olvidar que no se puede hablar de violencia de género sin una perspectiva de igualdad entre mujeres y hombres, porque la violencia de género es una consecuencia de las desigualdades que todavía existen entre mujeres y hombres", ha señalado durante la inauguración del curso.

Para Araceli Martínez no solo debe ser el Instituto de la Mujer el responsable de dirigir políticas de igualdad y en este sentido ha valorado que se puedan establecer colaboraciones entre organismos del Gobierno de Castilla-La Mancha para la organización de este tipo de formación, como en este caso con el Servicio de Salud y con la Consejería de Sanidad.

"Es esencial a la hora de gestionar los recursos, a la hora de reforzar las medidas contra la violencia de género, y además se logra trasmitir a la sociedad la necesidad de estar todas y todos unidos en la lucha contra lo que es un verdadero problema social hoy en día", ha señalado Martínez.

Para poner de manifiesto la importancia de este tipo de intervenciones para la prevención de la violencia de género, la directora del Instituto de la Mujer ha señalado que en la actualidad se conoce que han muerto más mujeres como consecuencia de la violencia de género que personas como consecuencia del terrorismo en nuestro país.

"Esto nos puede dar idea de la magnitud del problema del que estamos hablando y creo que todas las colaboraciones, todos los recursos que podamos poner a disposición, en este caso del personal sanitario, para poder realizar una prevención secundaria o terciaria son esenciales si verdaderamente queremos acabar con la violencia de género y por lo tanto dar un paso importantísimo hacia la igualdad verdadera entre mujeres y hombres", ha dicho.

En este sentido, ha resaltado la necesidad de que cuando en una consulta médica se detecten las primeras señales de lo que podría ser violencia de género, en sus diferentes manifestaciones, ya sea física, sexual, psicológica o de control, las y los profesionales sanitarios conozcan cómo se puede actuar para evitar que esa casuística se convierta en casos graves o dramáticos que pueden llegar a la muerte.

Además, ha indicado que "esta formación es importantísima porque existe la creencia de que la violencia de género solo está relacionada con los golpes, con el maltrato físico, pero se ha observado con preocupación cómo se naturaliza entre los jóvenes con la denominada violencia de control que es muy difícil de advertir y a través de una red de profesionales bien formados en esta materia, el personal sanitario puede tener las habilidades y los conocimientos suficientes como para poder detectar esos primeros signos de violencia hacia las mujeres".

Asimismo, ha resaltado que este tipo de iniciativas para la prevención de la violencia de género son fundamentales ya que en la actualidad sólo salen a la luz el 15 por ciento de los casos, "por lo tanto, cuanta más formación y más capacidad para detectar la violencia de género tengamos, más posibilidades tendremos de hacerla visible y actuar más eficazmente".


Profundizar en aspectos psico-sociales de la violencia de género, analizar los recursos públicos y programas existentes de atención a mujeres y a menores víctimas de violencia de género, estudiar cómo debe ser la intervención desde el punto de vista de la atención médica a estas víctimas e informar sobre los aspectos jurídicos en casos de violencia de género son algunos de los asuntos que se van a abordar en este curso en el que participan una treintena de profesionales sanitarios de Cuenca.

Asimismo, se repasará el origen social de la violencia de género, un asunto que en la actualidad se reconoce como un verdadero problema de salud pública, y se estudiará la forma de proporcionar una atención integral, continuada y de calidad, desde la perspectiva de género, a las mujeres sometidas a un proceso de violencia de género por sus parejas.

De igual forma, se analizarán las fórmulas para facilitar una atención de calidad a las mujeres y a las y los menores que sufren violencia de género y en cuanto a la intervención de profesionales sanitarios se hará hincapié en la importancia del parte de lesiones y del secreto profesional y los códigos deontológicos.

Para el desarrollo de este curso se cuenta con cuatro ponentes especialistas de los Centros de la Mujer de Cuenca, del Recurso de Acogida y de la línea 900 100 114 de atención permanente. En concreto, han sido invitadas a participar Alicia Conversa Navarro, licenciada en Derecho y diplomada en Trabajo Social; Angustias Carretero Martínez, licenciada en Psicología; Consuelo Navarro Fernández, licenciada en Trabajo Social y Patricia Martínez López, licenciada en Derecho.

Personas licenciadas y diplomadas en Medicina, Enfermería y en Trabajo Social participan en este curso que se prolongará durante dos días y en cuya inauguración, además de la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, también han participado la directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández Marín, la directora del Instituto de la Mujer en Cuenca, Araceli Martínez  y el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus