30/09/2018
Fútbol

La Balompédica Conquense agrava su crisis y cae derrotada en casa del Atlético Baleares (2-1)

Los blanquinegros no fueron capaces de remontar un marcador adverso desde muy pronto que permitió a los locales lentificar el ritmo de juego y dominar los tiempos del partido 

Nueva derrota de la Unión Balompédica Conquense, que profundiza su crisis tras caer en Palma ante el Atlético Baleares (2-1). Los blanquinegros han tenido que remar contra la corriente del resultado adverso durante casi todo el encuentro y, aunque al final del partido consiguieron recortar distancias y presionar a su rival, se vieron impotentes para recolectar al menos un punto en la isla de Mallorca.

El equipo local, que lleva tres partidos sin conocer la victoria, se adelantó en el minuto 16 con un gol de Samuel Shashoua aprovechándose de un error defensivo del Conquense que supo transformar en contra. 

Un golpe precoz que permitió a los mallorquines que el partido adoptase el ritmo pausado que ellos querían, se veían cómodos defendiendo la fortaleza de su ventaja y tratando de aprovechar otro despiste para volver a sorprender desde atrás. El Conquense lo intentó pero sin fortuna y a punto estuvo de hacer el segundo el Atlético Baleares antes del descanso. 

La segunda mitad comenzó con un gol anulado al local Nuha Marong por supuesta mano en el control antes de marcar. El juego seguía lentificado, tal como deseaba el local, lo que no impedía que se sucedieran ocasiones en ambos campos, en alguna ocasión colmadas de peligro, como en la que Samuel Shashoua regateó a dos defensores y casi anota con la puntera para agrandar la brecha. 

El que sí lo hizo fue, en el minuto 70, Marcos Jiménez de la Espada con una vaselina que alejaba la posibilidad del empate. 2-1 que apuntalaba el planteamiento del equipo local que tan exitoso estaba resultando. 

Ocho minutos más tarde la Balompédica lograba acortar distancias merced a un gol de Jairo, que culminaba a una rápida e inteligente contra. El gol sirvió de revulsivo para no desdeñar el milagro y que los de Cuenca se echasen arriba, invirtiesen toda la energía que acumulaban y echasen el resto para intentar firmar unas tablas y rascar un punto. Fue imposible. Los locales supieron resistir la presión y con un eficaz trabajo defensivo mantuvieron el resultado que les devolvía a la senda del triunfo. 

 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus