13/08/2018

Heliodoro Pérez y Paulina Valiente, premios Ciudad de Cuenca en la categoría de Solidaridad e Igualdad

Ángel Mariscal ha señalado que ambos son una referencia para las generaciones más jóvenes porque han dado ejemplo de esfuerzo y sacrificio en sus respectivos ámbitos

Heliodoro Pérez y Paulina Valiente

El Premio Ciudad de Cuenca en la Categoría Solidaridad e Igualdad ha sido para Heliodoro Pérez y Paulina Valiente por ser un referente de participación activa en la sociedad y de solidaridad intergeneracional, desde la Unión Democrática de Pensionistas, el primero y en el Centro de Mayores de San Pedro, la segunda.

El galardón, aprobado por la Junta de Gobierno Local, les será entregado el próximo día 16 en el acto del pregón de la Feria de San Julián.

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal ha señalado que ambos son un ejemplo para las generaciones más jóvenes porque han dado ejemplo de esfuerzo y sacrificio en sus respectivos ámbitos en los que han desarrollado su trayectoria profesional y vital.

Paulina y Heliodoro son un ejemplo de personas mayores que participan activamente en la sociedad y un referente del esfuerzo y solidaridad intergeneracional, entregando cariño y cuidado a los mayores y a los jóvenes. Ambos son ejemplos a seguir.

Paulina representa a toda una generación de mujeres sacrificadas y muy trabajadoras desde el anonimato de sus labores en el hogar, construyendo grandes y hermosas familias. Familias y valores que son verdaderamente el pilar fundamental de nuestra sociedad.

Heliodoro Pérez Ferrer nació un 25 de noviembre de 1943 en la localidad de Beamud donde pasó sus primeros años de vida y colaboró con sus padres en labores como la recogida de resina. Al terminar el servicio militar, decidió presentarse a la Guardia Civil, aprobando la oposición y marchando a Alicante como primer Servicio, de allí pasó a Carrascosa del Campo donde hacía interminables servicios a pie. En este destino fue en el que conoció a su mujer y se casaron.

Como era obligatorio en la época fue trasladado al País Vasco en los años de plomo en el cuartel de Intxaurrondo donde eran constantes los atentados; de allí, tras ascender a cabo pasó a Orea, en Guadalajara, en pleno Alto Tajo donde le acompañaron su mujer y sus dos hijos. Ya como sargento sirvió en Valdaracete, provincia de Madrid y se trasladó a Carboneras provincia de Cuenca. Sus últimos años de servicio activo estuvo en Cuenca en intervención de armas, donde ascendió en primer lugar a Brigada y luego a subteniente rango con el que se jubiló.

Jubilarse no significó permanecer inactivo y tras superar un infarto, empezó a colaborar de manera decidida con la Unión Democrática de Pensionistas hace 16 años. Tras un periodo inicial conociendo la Asociación tomó el cargo de presidente provincial de la UDP de Cuenca, en el que ha intentado profesionalizar y modernizar su servicio para que los mayores tengan las mejores atenciones y no estén solos siendo constante su colaboración  on las instituciones, contando con el apoyo del Ayuntamiento de Cuenca.

Atiende el centro de mayores de la localidad de Zarzuela. En Cuenca, donde está la oficina provincial de la UDP, atiende a los jubilados y planifica actividades, recientemente ha sido abuelo por primera vez.

Este reconocimiento pretende ensalzar la labor solidaria de Pérez con las personas mayores, ayudándoles a que se integren plenamente en la vida cultural y social de la ciudad.

Paulina Valiente Racionero nace el 22 junio 1929 en Ribagorda, y tras pasar por Torralba, acaba viviendo en Cuenca. Aquí se casa en el año 40 en la Iglesia de San Esteban con Marcelino Soria Pérez. Ama de casa, tiene 7 hijos (5 y dos mellizas), todos ellos menos dos, los tuvo en casa, en la calle del Trabuco. La familia ha aumentado con 20 nietos, 24 bisnietos y 1 tataranieto.

A sus 96 años, y con un carácter que su hija Loli define como de "maravilloso, agradable y una persona que se da a todos",  Paulina acude al Centro de Mayores San Pedro desde que su inauguración, participando en todas las actividades que puede, especialmente cosiendo, haciendo punto, ganchillo y jugando a la baraja. En el centro se siente como en familia, un ambiente que además agradece mucho a la junta directiva.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus