11/04/2018

Exhibición de poderío del Ciudad Encantada en Zamora (22-30)

Los de Lidio Jiménez dominaron de principio a fin el partido gracias a una eficaz defensa y al inspirado ataque de Dutra, Perovic y Óscar del Río 

Vuk Perovic

El Balonmano Ciudad Encantada ha dado una exhibición de poderío en Zamora, donde ha alimentado sus aspiraciones europeas con dos valiosos puntos tras vencer al conjunto local por 22 a 30 en un partido que domino de principio a fin. Esta vez las ventajas no se estiraron y acortaron como si fueran un acordeón: ni sustos, ni épicas remontadas ni agónicos finales. Una victoria clara aunque no cómoda porque exigió de trabajo y talento.

Los de Lidio Jiménez comenzaron mandando con una renta de dos goles (0-2) a los dos minutos de partido que diez minutos después ya era de cinco goles (3-8). Cuando el Ciudad Encantada defiende con la intensidad y solvencia que tanto envidia tantos equipos de Asobal y mantienen a raya al ataque rival, todo lo demás se da por añadidura.

En ataque la ansiedad desparece y el hueco que deja lo ocupan las ideas, que fluyen de las más diversas maneras. en esta jornada de miércoles los aciertos al definir y anotar no solamente se los apuntaron los de siempre (la bestia Dutra registró ocho goles) sino que se extendieron a otros menos habituales en esos méritos: Óscar del Río (seis goles, tres de ellos de penalti) y un Vuk Perovik que firmó uno de sus mejores encuentros de la temporada con cinco goles y un acierto superior al 70%.

La brecha se fue agrandando también gracias a un solvente Leonel Maciel que se aprovechó del creciente nerviosismo de unos zamoranos a los que el rendimiento de los conquenses había noqueado. Al filo del descanso el Colo, también maravilloso en su doble faceta de defensor y atacante, ponía el 9-16. Una brecha de siete goles que fue el resultado definitivo de la primera mitad ya que los locales desaprovecharon su último balón con una pérdida de Magadan.

En la segunda mitad el ritmo visitante decayó, se dejó notar el cansancio y una comprensible relajación, pero no lo hizo con suficiente intensidad como para subvertir el tono del partido por más que el Zamora se emplease en salvar el encuentro. Los intentos de Prieto y compañía consiguieron reducir a cuatro la distancia en el minuto 9 de la segunda mitad, pero nunca se respiró la sensación de una remontada inminente. 

El Ciudad Encantada no quería bromas ni repetir malos sueños de otras salidas en las que la ventaja se esfumaron y volvió a su versión más seria y exigente para estirar la distancia y empacharse de unos goles que quién sabe si pueden ser determinantes si la clasificación depende de golaverage general. Así, a falta de un minuto, volvió a recuperar la distancia de nueve goles con la que había empezado la primera mitad. Todavía quedaba una guinda: la del postrero gol de un Limonero que tuvo la oportunidad de salir a la pista, provocar un penalti y transformarlo para poner el definitivo 22-30.

Estadística del partido

El partido, acción por acción

 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus