07/04/2019
Serranía

Este domingo comienza el periodo hábil para la pesca de la trucha común en aguas de baja montaña

La Asociación de Pescadores Regionales de Trucha Autóctona reclama la implicación de los aficionados en el cuidado de las poblaciones de trucha autóctona salvaje

Desde la  "Asociación de Pescadores Regionales de Trucha Autóctona"  (Apreta) formada por un grupo de amantes de la pesca de la trucha en aguas de Castilla la Mancha, han expresado la necesidad de que los aficionados a la pesca "en el cuidado de nuestras poblaciones de trucha autóctona salvaje. El disfrute y conocimiento que tenemos sobre  los ríos y sus truchas nos llevan a amarlos y, amar es proteger".

Este domingo,  7 de abril, empieza el periodo hábil para la pesca de la trucha común en aguas de baja montaña de la región y qaportado una serie de consejos con el fin de hacer el menor daño posible a las poblaciones salvajes de este salmónido. En este sentido han manifestado la conveniencia de utilizar "anzuelos sin muerte y practica siempre el captura y suelta, recuerda que "un pez es demasiado valioso para pescarlo una sola vez". Usa siempre una sacadera o salabre, a ser posible con red siliconada y evita, en la medida de lo posible, la utilización de mallas con nudos. Manipula lo menos posible el pez evitando apretar los órganos vitales, como agallas y otros situados cerca de las aletas pectorales. Así mismo, si es inevitable que fotografíes una bonita trucha, hazlo con sumo cuidado. Evita el vadeo en zonas de freza con el fin de no pisar los huevos y alevines que aún pudieran existir en estas zonas. Ante cualquier indicio de furtivismo, llama al 112 y que os comuniquen con los agentes medio ambientales de la zona o directamente a la Guardia Civil en el 062".

La pesca de la trucha autóctona se realiza en la Serranía y lejos de grandes núcleos urbanos, lo que supone un importante motor económico en la región, principalmente en un medio rural marcado por la despoblación y la falta de recursos económicos viables. Así, desplazamientos, alojamientos, gastronomía, medio natural  y mucho más, constituye la base de un turismo rural de calidad y de una importante fuente de divisas en las zonas rurales de la región.

Por último, recuerdan que la trucha común se encuentra catalogada en Castilla-la Mancha como especie de interés preferente y que sobre ella existe una normativa específica que atañe a periodos hábiles, señuelos a utilizar y masas de agua donde realizar su pesca. Como novedad este año se ha aprobado el Plan de Gestión de la Trucha Común en el que se recogen nuevas zonas catalogadas como aguas trucheras y la modificación de los tramos de alta montaña. 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus