17/03/2019

El tren convencional registró más de un centenar de retrasos superiores a la media hora durante 2018

Las "incidencias destacables" e imputables a Renfe se han duplicado en dos años y han crecido exponencialmente desde mayo 

La línea de tren convencional Madrid-Cuenca-Valencia registró más de un centenar "de incidencias destacables" durante el año pasado. Así se denominan los problemas que son imputables a Renfe y provocan retrasos de más de media hora. A lo largo de 2018 hubo 101 de esa categoría lo que supone una media de uno cada 3,6 días sin incluir los que no son achacables a la compañía ferroviaria como, por ejemplo, los problemas en las vías, arrollamientos o fenómenos meteorológicos.

El dato lo ha revelado el Gobierno central en contestación a una pregunta en el Congreso de tres diputados valencianos del Partido Popular (Belén Hoyo, Joaquín Albaladejo y Miguel Barrachina) que querían saber cuántas incidencias graves había habido en los últimos años en las líneas de tren que dan servicio a su comunidad autónoma.

Los datos se desglosan por meses y se observa que en el caso de las relaciones de Cuenca con Valencia y Madrid las incidencias se han acelerado en la segunda mitad del año, registrándose en ese período 56 frente a las 45 del primer tramo. Los meses de julio (13 incidencias), noviembre y mayo (12 cada uno) han sido los peores para los viajeros de estos trayectos. No hay ningún fragmento del año que este expédito de estos problemas.

La situación no es nueva aunque sí que ha empeorado. Los datos gubernamentales también reflejan un elevado número de incidencias en los años anteriores, aunque en menor cantidad. En 2017 hubo 61 demoras superiores a los 30 minutos y en 2016 fueron 55. En dos años casi se han duplicado estos episodios que aumentan un tiempo de viaje ya de por sí prolongado (3 horas y 26 minutos de Cuenca a Valencia y 3 horas y 21 a Madrid) y disuaden a muchos pasajeros de repetir experiencia.

Las comparaciones con el pasado reciente refleja una degradación del servicios, lo mismo que sucede que si se hacen con un criterio geográfico. En las relaciones Zaragoza-Teruel-Valencia, otra línea sin electrificar, hubo 28 casos durante 2018. En las relaciones Valencia-Albacete-Alcázar-Ciudad Real y Madrid-Alcázar-Ciudad Real hubo 95 casos, aunque hay que tener en cuenta que el volumen de servicios y frecuencias es muy superior que el de la línea de Cuenca. Otra línea con paso en la región (Ciudad-Alicante) se quedó en tres retrasos de este tipo en todo el ejercicio.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus