22/01/2018
Castilla-La Mancha

El Sescam implantará un nuevo sistema para gestionar las transfusiones de sangre en todos sus hospitales

El programa e-Delphyn BB unifica los datos de todas las gerencias, incorpora el mecanismo de petición electrónica de transfusiones desde la plataforma Mambrino XXI y permite atribuir a cada componente sanguíneo un código internacional único para identificarlo con absoluta exactitud

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha va a centralizar en un registro telemático único la gestión los servicios y datos de los Bancos de Sangre de los catorce hospitales y tres centros de transfusión de la región. El primero en completar este proceso de implantación ha sido el Hospital General Universitario de Ciudad Real.

Se trata de un nuevo sistema de gestión de la donación, procesado de los componentes sanguíneos, análisis de las donaciones, distribución, almacenaje, transfusión, estudios gestacionales, estudios inmunohematológicos, recogida de progenitores hematopoyéticos y hemovigilancia a lo largo de toda la cadena de transfusión.

Según ha explicado la coordinadora regional de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha, Elena Madrigal, e-Delphyn BB "supone un avance cualitativo muy importante porque pasamos de un sistema independiente en cada gerencia a disponer de un único sistema web centralizado y compartido por todas".

Este sistema centralizado web permite, además, "una mayor integración entre todos los servicios, ya que unifica datos e incorpora la petición electrónica de transfusión desde Mambrino XXI", la plataforma que aglutina las aplicaciones sanitarias e informáticas de las distintas gerencias hospitalarias.

Hasta hace poco, no todos los hospitales de Castilla-La Mancha podían tramitar una transfusión a través de Mambrino XXI porque no estaba conectado con el programa de los servicios de transfusión. A partir de ahora, en cambio, esto ya es posible, novedad que aporta una mayor seguridad y calidad al proceso con la integración de los datos demográficos y peticiones electrónicas, la inclusión de un informe que permanecerá en la historia clínica del paciente y con la garantía de la trazabilidad de toda la cadena de transfusión.

Y es que todos los productos sanguíneos incorporan ya la codificación internacional ISBT 128, que permite su identificación exacta porque no existen dos con la misma codificación. Gracias a este código, se pueden trasfundir con total seguridad fuera del ámbito nacional en cualquier país del mundo que utilice este sistema.

La codificación internacional ISBT 128 regulariza los datos de los componentes sanguíneos y las transfusiones de sangre mediante una etiqueta estándar con un código de barras para cada producto. El sistema, que ha atribuido a los productos sanguíneos procedentes de Castilla-La Mancha la licencia E0031, garantiza su trazabilidad durante treinta años.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus