24/02/2018

El reparto de las nuevas titulaciones nunca será pacífico

Es difícil que cale el mensaje de que hay que luchar por una Universidad Castellano-Manchega, cuando la verdad es que cada una de las sedes universitarias se encuentra en pugna con el resto de los campus. Porque una ciudad con una rica oferta universitaria, algo de lo que carece Cuenca,  será una ciudad con futuro.

Sinceramente, creo que los expertos, los gestores universitarios, han de actuar de buena fe; pero esto no implica que acierten  cuando deciden sobre Cuenca; y ni siquiera el Consejo Social de la UCLM se atreve con el Plan Estratégico de las Nuevas Titulaciones. Además, creo que, al igual que cuando se gestó esta Comunidad "Castellano- Manchega" integrando a  una capital murciana, la cual  fue creciendo en la misma proporción en la que otras menguaban,  ahora cada ciudad  lucha por sus particulares intereses; y no con miras de hacer una Universidad más fuerte. No se entiende que se hable de  Cuenca como la ciudad de la Cultura y la Naturaleza, cuando se está potenciando a Toledo como máxima capital  cultural de CLM, y se le ha negado al campus conquense las ingenierías Forestal y la Agrícola. En los primeros años de la UCLM, ya estaba claro el diseño que se había previsto para cada uno de los campus: en el Plan trienal de inversiones de la Universidad  1988/1990, se habían fijado la cantidad de 1.324 millones para Ciudad Real, 300 millones para Albacete, y  unos  escuálidos 60 millones para Cuenca.

Si no me equivoco, la primera facultad de Derecho se iba a establecer en Cuenca, dado que el Colegio Gil Carrillo de Albornoz, entonces dependiente de la Universidad Autónoma, era el primer Colegio Universitario con esos estudios, y con mayor prestigio de la Comunidad. Sin embargo, so pretexto de que en Albacete estaba el Tribunal Superior de Justicia, allí se creó la primera facultad de Derecho;  sin ninguna consideración a que en Cuenca también  hubiera una Audiencia Provincial y numerosos juzgados. Por esa regla de tres, que se hubiera creado en Madrid, donde   se encuentra el Tribunal  Supremo…

Lo mismo se podría decir de la facultad de Medicina, verdadera joya de la Universidad. Se creó en Albacete con el argumento de que en la ciudad había un hospital Universitario. Claro, pero, en definitiva, lo que hace que un centro hospitalario tenga la condición de universitario es, simplemente,  que exista un concierto  con el Servicio de Salud,  para el desarrollo de la investigación y la docencia; siempre que se reúnan en el centro hospitalario las condiciones estructurales, asistenciales y de recursos humanos. Así lo exige el Real Decreto 1558/1986, y la posterior Orden que lo desarrolla, de 31/07/1987 (BOE de 7/08/1987). Como vemos, decisiones políticas y universitarias van de la mano: se decide que el hospital de Albacete es quien concierta el convenio, a través de la Consejería respectiva, con la Universidad. Y, así, la Facultad de Medicina prestigia el campus albaceteño. Y no sólo eso; porque con ello, los ciudadanos de Albacete obtienen una asistencia sanitaria de excelencia; y se está garantizando, gracias al entorno profesional, docente y humano, la satisfacción de los profesionales que realizan la asistencia, docencia e investigación. Es decir, están asegurándose de   que los profesionales médicos no tengan interés alguno de salir de la ciudad hacia otros destinos más enriquecedores; porque no los encontrarán.
Creo, de verdad, que la polémica sobre el reparto de Titulaciones Universitarias es sano, al menos en Cuenca, ciudad mortecina, adormilada; y que cualquier ciudadano, como es mi caso, cuyos hijos han necesitado salir a estudiar fuera de Cuenca, y, lo que es más penoso, que tienen mínimas perspectivas de futuro laboral en la ciudad de su nacimiento, debemos decirles a los expertos, a los gestores universitarios, cómo vemos la realidad desde nuestro lado del cristal. 

Aunque, la razón, en definitiva, sólo será  propiedad exclusiva de la realidad, no de   la opinión;  ya que, como dice la frase tan manida, "los hechos son tozudos…".

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus