24/04/2019
Cuenca

El profesor acusado reconoce relaciones sexuales con una alumna "pero consentidas" y cuando tenía 18 años

Ha asegurado que fue ella la que inició las relaciones y ha negado coacciones así como insultos a sus alumnos. Una de las supuestas víctimas ha declarado que le hizo quitarse la camiseta cuando era adolescente y que le tocó los pechos

Audiencia provincial

El profesor de música del Conservatorio de Cuenca acusado de abusos sexuales, y que se enfrenta a 56 años de prisión, ha confirmado durante el juicio que ha arrancado este miércoles que sí mantuvo relaciones sexuales con una de las víctimas, A.H., pero que "en ningún caso" fueron cuando ella era menor de edad. También ha asegurado que fue ella "quién se acercó" a él e inició las relaciones.

A preguntas de Isabel Gómez, Fiscal del caso, el acusado J.M.M.T. ha cuantificado en "5 o 6" las ocasiones en las que mantuvo relaciones sexuales con una de las víctimas. Según la fiscal, la víctima aseguraba en su declaración que el acusado conversaba con ella. Éste ha señalado que la primera conversación con ella fue en agosto de 2009 y que la víctima le mando una foto suya en la playa con unas piedras negras simulando un piano, diciendo que estaba estudiando en la playa. J.M.M.T ha asegurado que la víctima lo hizo "de forma espontánea".

Ha proseguido declarando que la víctima le mando "una segunda foto en sujetador en 2010", por lo que le preguntó "qué estaba haciendo"; a lo que ha añadido que "esa misma noche" mandó "tres fotos más" y ha asegurado que fue la víctima "la que decía que quería" mandar fotos.

"Teníamos una relación de mucho cariño mutuo, y era ella quién me buscaba a mí", ha proseguido declarando el acusado, afirmando que fue a finales de junio de 2010, cuando había terminado el curso en el Conservatorio y antes de que empezaran las clases en la Universidad Popular de San Clemente, cuando mantuvieron la primera relación sexual.

"A finales de junio de 2010, A.H. vino a mi casa a hacer una clase particular de refuerzo. En un momento dado, pasó mi mujer a la habitación a decir que se iba, y a los 10 minutos A.H. empezó a besarme y nos acostamos", ha sostenido. En ese momento, defiende el acusado, "ya era mayor de edad".

Por otro lado, el acusado ha negado que en el Conservatorio mantuvieran relaciones sexuales, como sí ha declarado la víctima. Ha dicho que ella "nunca estaba reacia a ir a su domicilio", y que nunca cerró la clase por dentro para mantener relaciones sobre la mesa, como asegura la víctima en su declaración. "Siempre era ella la que me requería relaciones sexuales", ha expuesto, reiterando que mantuvieron "cinco o seis relaciones".

El procesado también a preguntas de la Fiscalía, ha negado el resto de acusaciones que los otros 6 alumnos han denunciado. Ha defendido que él "siempre" era "cuidadoso" en su trabajo, alegando que "solo" tuvo una solicitud de cambio durante los 22 años que impartió clases de piano en el Conservatorio.

"Jamás he empleado tono fuerte ni insulto a mis alumnos"

"Jamás he empleado tono fuerte, ni agresiones verbales ni insultos a mis alumnos", se ha defendido. "Cuando estoy dando clase de piano tengo que elevar el tono de voz para que los alumnos me oigan, porque el piano de cola levanta una alta cantidad de decibelios, y no me queda otro remedio que hablar por encima para que me oigan. De ahí a insultar va un mundo".

Del mismo modo, ha declarado "ser mentira" haber hecho comentarios sexuales a sus alumnas y alumnos. "Cuando viene un alumno a clase, hay veces que vienen con todo preparado, pero hay veces que vienen con algún problema y lo que hacían es, cuando les preguntaba que qué le pasaba, me contaban su vida". También ha negado que vertiera comentarios con connotaciones sexuales e hiciera tocamientos a otras víctimas".

A preguntas de la abogada de las víctimas, J.M.M.T. ha declarado que "todas las relaciones sexuales que he mantenido con ella han sido cuando era mayor de edad". La letrada le ha preguntado por qué en una primera declaración aseguró que tuvo relaciones sexuales con la víctima cuando tenía 17 años, pero en el juicio ha asegurado que "se equivocó", y que sólo mantuvieron relaciones "cuando ella era mayor de edad".

"Fue una relación con mucho cariño, que empezó ella y yo la seguí, y estuvimos así varios meses, ella nunca se pensó ponerlo en conocimiento de sus padres", ha proseguido el acusado.

A preguntas de su abogado, sobre A.H., ha reiterado que la primera relación que tuvo con ella fue cuando tenía 18 años, y ha negado que la obligara a que le enviara fotos y videos pornográficos, "me las dio ella en un pendrive porque quiso".

"Moral y éticamente reconozco que no tenía que haber actuado así, pero era ella la que me solicitaba esos actos, me decía que ella lo pensaba desde hace mucho tiempo", ha proseguido. Al mismo tiempo, ha asegurado que esta victima no estuvo con él por "miedo, ni por coacción, ni por nada".

"Jamás en 22 años que he estado en el Conservatorio nadie se ha quejado de mí, ni verbal ni de forma escrita, todo lo que se ha dicho de mí es justo lo contrario", ha indicado, para agregar que ha tenido "un asunto" con una alumna, que entró en el juego que le propuso y que. a partir de ahí todo el mundo le está acusando de cosas "que no son verdad". "Está todo sacado de contexto, soy un profesor con autoridad en clase, al que le gusta la disciplina", ha enfatizado.

Por último, J.M.M.T. ha añadido que todas las acusaciones que las siete víctimas denunciantes han vertido sobre él "son cosas sacadas de contexto". "Sorprende mucho que años después vengan varios alumnos a decir que me metía en su vida. Eso es todo mentira".

"Me dijo que me quitara la camiseta cuando tenía 13 o 14 años"

Durante la primera sesión del juicio de este miércoles ha sido llamada a declarar E.L., una de las víctimas. Tras un biombo para evitar ver al acusado, ha declarado que J.M.M.T. era un profesor "que tenía muchas caras".

Según su declaración, el acusado era una persona "que se enfadaba mucho, gritaba muy cerca de la cara, daba puñetazos al piano y a los muebles, empujaba a los alumnos como excusa de marcar el ritmo, que en ocasiones podrían ser muy fuertes".

"Hacía muchos comentarios con connotaciones sexuales. Una vez fui con una falda a una audición, cuando tenía 10 años, y me dijo que con esa falda corta no podía ir porque se me iban a ver las bragas", ha relatado la víctima.

El Ministerio Fiscal le ha preguntado por la agresión sexual que sufrió. Ha relatado que fue cuando tenía "13 o 14 años". En mitad de una clase particular en su casa, "me dijo que me quitara la camiseta, al principio no quise y el insistió. No tuve el valor de decirle que no me tocara, y el bajó las manos y me toco los pechos. Le dije que no lo hiciera y él me dijo que los tenía muy bonitos. Yo seguí la clase en sujetador y él intentó tocarme otra vez, pero ya acabó la clase".

Ha declarado que hubo una segunda clase particular en su casa. "Cuando fui me pidió que me quitara la camiseta y no tuve valor de decirle que no y me la quité. Él se sentó muy cerca de mí y tenía una mano muy cerca de mi ingle. Hubo una vez que se acercó con la boca abierta y yo me quité, me decía que no entendía porque me lo tomaba así". Esta víctima ha declarado al Ministerio Fiscal que lleva dos años de tratamiento psicológico.

En esta primera sesión también ha prestado declaración como testigo un profesor de Madrid que empezó a interesarse por el caso tras haberle contado su alumna A.H. los problemas que tuvo con el acusado.

Ha explicado que ésta le contó los hechos que habían ocurrido entre ella y J.M.M.T. cuando lo dejó con su novio, que se lo contó a sus padres, y ella a este profesor madrileño. La segunda víctima, E.L., según ha declarado, se lo contó sin detalles en julio de 2017 y, unos días más tarde, ya en agosto, le contó que había sufrido tocamientos por parte del acusado.

"Me dio mucho susto pensar que si había pasado esto con dos chicas podría haber pasado con más", ha declarado.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus