18/06/2018

El presidente regional avanza en Cuenca la aprobación de la Ley de Economía Circular antes de fin de año

García-Page defiende la necesidad de impulsar una estrategia global de crecimiento económico en la que el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales de la región sean una prioridad

Emiliano García-Page, durante la inauguración de la planta de biomasa en Mohorte

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido la necesidad de impulsar una estrategia global de crecimiento económico en la que el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales de la región sean una prioridad. Una filosofía que se verá refrendada con la Ley de Economía Circular y la Estrategia contra el Cambio Climático, que el Gobierno regional aprobará antes de que finalice 2018. Así lo ha adelantado el presidente del Ejecutivo autonómico tras la inauguración de la nueva planta de producción de biomasa que SunWood Suministros de Energía ha desarrollado en la pedanía conquense de Mohorte.

Entre las medidas que incluye esta línea de trabajo y que, tal como ha recalcado el presidente García-Page está en línea con uno de los posicionamientos "más inteligentes" de la Unión Europea, también se incluye la Estrategia Regional de Biomasa, de la que forma parte la nueva planta de producción de pellet de SunWood en Mohorte; una industria como la forestal, ha subrayado, que podrá dar trabajo a más de 1.000 familias en los próximos años, sólo en la provincia de Cuenca. "En este continente maduro, tenemos que plantearnos aprovechar los recursos propios antes que los recursos ajenos"; y ahí, ha hecho hincapié, juega un papel "determinante" el modelo energético que, además, procurará la creación de empleo y riqueza para toda Europa y, concretamente, en Castilla-La Mancha.

En el desarrollo de la Estrategia Regional de Biomasa, ha incidido, el Gobierno regional aprobará en breve la sustitución y renovación de un total de 47 calderas por combustión de biomasa en centros educativos públicos de Castilla-La Mancha. "Vamos a ir reconvirtiendo las infraestructuras públicas a la biomasa", ha explicado el presidente de Castilla-La Mancha, para quien lo más importante no es que sea "más o menos caro" sino "sobre todo la corresponsabilidad de la sostenibilidad del medio ambiente y de la economía".

Un proceso que, ha aclarado, afectará también a edificios públicos del Gobierno regional en diferentes localizaciones y a los hospitales de la región, empezando por el de Cuenca, actualmente en construcción. En este contexto, el presidente García-Page se ha referido a los recursos hídricos de la región como pilar fundamental en esta estrategia de desarrollo sostenible, y ha adelantado que, "en las próximas semanas", se podría rubricar el Pacto Social por el Agua de Castilla-La Mancha que el Ejecutivo autonómico está consensuando con los agentes económicos y sociales de la región.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus