13/08/2017
Cultura y Vida

El Museo Paleontológico que viene: nuevo nombre, nuevo discurso y protagonismo de Las Hoyas y Lo Hueco

En noviembre está previsto que concluya la remodelación de contenidos que supondrá una reorganización de la visita siguiendo una línea temporal y el grado de implicación del visitante. El espacio estrenará la marca MUPA

Museo Paleontología

Hace unos días el viceconsejero de Cultura Jesús Carrascosa adelantaba que en noviembre estará lista la tercera fase del Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha. Será una remodelación en profundidad del antiguo Ars  Natura, tanto de los contenidos como del propio discurso expositivo y hasta del nombre, ya que a partir de ese momento comenzará a utilizar la marca comercial MUPA, registrada por el Gobierno regional.

El dossier de esta tercera fase que ha sido consultado por Vocesdecuenca.es explica que en las primeras dos interveciones hubo "un desarrollo  ciertamente improvisado, no solo en los usos de sus espacios sino en la propia musealización de sus contenidos y su circulación" y que la actual visita carece de un discurso expositivo claro y definido".

El  desarrollo de la visita se planteará con un criterio temporal, iniciándose desde la creación de la vida en nuestro planeta hasta nuestros días, con ámbitos especiales en la visión del mundo de los dinosaurios y en particular los de Castilla-La Mancha y con espacios propios para los dos yacimientos de mayor prestigio que dispone la comunidad castellano-manchega, referentes mundiales del Cretácico Inferior y Superior: Las Hoyas y Lo Hueco

El MUPA  distribuirá en tres niveles de aproximación. El visitante podrá optar por el grado de implicación con el discurso que le permita su interés y nivel de formación, sin perder por ello la secuencia temporal.

En un primer nivel se propone una aproximación muy simple, en el que se muestra la transformación de los organismos y ecosistemas en el tiempo. Se mostrarán los elementos expositivos más espectaculares y de interpretación más inmediata (rocas, minerales, fósiles, reconstrucciones esqueléticas y en vida de organismos) dispuestos a lo largo del recorrido.

En un segundo nivel se incorpora una explicación e interpretación de aspectos concretos de la paleobiología y geología asociados a los elementos que constituyen la secuencia temporal y el tercero contextualizará cada uno de los elementos expositivos en una dimensión global, incorporando una aproximación al método científico en geología y paleontología.

Este nuevo discurso supondrá una reordenación de contenidos y que elementos que ahora están situados fuera de lugar sean llevados a su espacio temporal correspondiente. Por ejemplo, el área del Paleozoico se encuentra completamente instalada en el actual museo, pero ocupada en su zona central por elementos que corresponden a la zona del Triásico. Estos elementos pasarán al área que les corresponde.

En el espacio dedicado a Las Hoyas, la propuesta museográfica incluirá elementos que aborden de forma didáctica y lúdica aspectos generales del humedal y los seres vivos que lo habitaron este humedal. Los elementos más relevantes del área harán especial hincapié en la excepcional preservación de los fósiles de plantas y animales en Las Hoyas y como eso ha permitido conocer aspectos inéditos del mundo del Cretácico. La flora y fauna de Las Hoyas se mostrará a partir de sus fósiles distribuyéndola en distintos grupos ecológicos. Aunque no son el único argumento que se manejará en el área, se prestará especial atención al conjunto de dinosaurios encontrados en el yacimiento, entre los que adquiere una relevancia especial una zona dedicada a Concavenator. También se hará especial referencia en esta zona a la relevancia de las Hoyas en el conocimiento de los mamíferos primitivos y de las primeras aves.

El cuanto al espacio dedicado al yacimiento de Lo Hueco, intentará explicar a los visitantes cómo en una primera y única intervención, ha facilitado una abundante colección de fósiles del Cretácico en la que están representados distintos grupos de peces, tortugas, lepidosauromorfos, cocodrilos y dinosaurios saurópodos, terópodos y ornitópodos.

El visitante del área dedicada a Lo Hueco deberá comprender cómo la abundancia de restos de algunas especies y la disponibilidad de ejemplares parcialmente articulados (principalmente de dinosaurios titanosaurios, cocodrilos y tortugas), permite precisar aspectos de la variabilidad morfológica de alguna de las especies conocidas y, como consecuencia, revisar su estatus taxonómico.

Los yacimientos conquenses serán protagonistas en el nuevo MUPA, que también contará con un espacio dedicado especialmente a contar la  evolución del concepto dinosaurio, desde 1820 cuando se empezaron a describir las primeras especies hasta la actualidad.

Los elementos del MUPA se distribuirán en sus eras correspondientes: mesozoico, cenozoico, mioceno y pleistoceno y habrá un aula-talle, equipada para realizar trabajos básicos manuales y de preparación de fósiles, biblioteca, depósito de material de preparación y mesas de trabajo.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus