08/09/2018
Balonmano

El Liberbank Cuenca resbala en el correcalles contra el Valladolid (33-34)

Sergio López tuvo en sus manos el gol del empate a falta de cinco segundos para el final, pero un inorportuno resbalón en el contragolpe impidió al conquense hacer el justo empate

 

Mucho trabajo tiene por delante todavía Lidio Jiménez para ajustar defensivamente al Liberbank Cuenca, que este sábado ha perdido por la mínima en el arranque de Asobal contra el Recoletas Atlético Valladolid (33-34). El equipo conquense ha luchado por engancharse a un partido del que le estaban alejando sus imprecisiones defensivas y ha terminado perdiendo de la peor manera posible, con un resbalón de Sergio López en un contraataque a falta de cinco segundos y cuando sólo le faltaba el muñecazo para hacer el justo empate: remar para morir en la orilla.  

Y es que el partido ha sido un alboroto que ha beneficiado en todo momento al conjunto vallisoletano, un desorden y correcalles del que han sacado siempre mejor tajada. Además, el pivote Serdio ha hecho mucho daño a la zaga conquense, con una presencia que ha terminado por crear los huecos necesarios para que sus compañeros siempre encontraran buenos lanzamientos. A esto hay que sumar la brillante efectividad de Jorge Serrano, que ha sido un martillo percutor desde los extremos y se ha marchado con la friolera de nueve goles en su casillero.

El equipo de Lidio Jiménez ha echado mucho de menos la dirección del lesionado Xavi Castro y se visto arrastrado a ese intercambio de golpes del que estaba saliendo perdiendo. No obstante no hay que dejarse llevar por el pesimismo, dado que Dutra sigue siendo una bestia que las enchufa de todas las formas posibles; Thiago aparece en los momentos complicados y Doldan encuentra buenos espacios entre las defensas. En cuanto a los nuevos, Baronetto ha dado muy buena impresión con cuatro goles y mucha lucha, Montoro también ha conseguido cuatro tantos aunque más por desdoblamientos al pivote que por lanzamiento exterior; y Moscariello ha tenido buenas acciones defensivas, aunque sin duda le ha tocado la papeleta más complicada del día.

El partido ha comenzado con un equipo local sufriendo quizá por culpa de sus nervios y su ansiedad de empezar con buen pie la Eurotemporada. Los vallisoletanos estaban muy a gusto en el intercambio de golpes, y aprovechaban para poner una buena diferencia a su favor (2-6) cuando sólo habían transcurrido diez minutos de juego.

El parcial fue suficiente para despertar, más con orgullo que con buen balonmano, a un Liberbank Cuenca que recortaba distancias con goles de Sergio López y Thiago Alves (6-7). Tras la remontada y con varias decisiones arbitrales dudadas por el respetable de El Sargal, los visitantes volvían a abrir distancias gracias a la combinación ofensiva de Serdio, Diego Camino y Serrano (7-11). El buen hacer de Dutra en las jugadas individuales, con seis goles en la primera mitad, sirvió para que los de Lidio Jiménez siguieran a los vallisoletanos en el marcador durante el resto de la primera parte, eso sí, siempre con una desventaja de dos y tres goles hasta el definitivo 15-17 al descanso.

Lidio Jiménez trató de reorganizar en defensa a sus jugadores, pero el guion continuó tras la reanudación. Lo que sí se reajustó, lamentablemente para el equipo conquense, fue la defensa sobre Dutra, que sólo consiguió un gol más en el segundo parcial. Una racha de tres goles a favor de los visitantes nada más volver de los vestuarios sirvió para que las distancias entre ambos conjuntos oscilaran entre los cuatro y los cinco goles a favor del Valladolid.

Mediada la segunda parte, una inferioridad numérica para el Liberbank Cuenca se saldó con dos goles consecutivos de Baronetto y la consiguiente reacción de la grada local, que empujó a sus jugadores en busca de la remontada. El técnico conquense redobló la defensa sobre la principal amenaza visitante, Diego Camino, con una mixta que ahogó en gran parte a los visitantes, y el conjunto conquense fue aminorando la distancia con un Montoro cada vez más confiado, buenos contraataques de Sergio López y los acertados movimientos cerca de la línea de seis metros de Doldan.

El incremento de la presión hizo que los conquenses entraran en los dos últimos minutos con únicamente dos goles de desventaja en el marcador, y Nolasco puso las cosas a tiro de piedra. Los visitantes fallaron en su ataque y el balón cayó a Sergio López, que desafortunadamente se resbaló y cayó al suelo cuando encaraba el mano a mano que hubiera supuesto un, pese a todo, justo empate para el equipo conquense. 

FICHA TÉCNICA

Liberbank Cuenca (33): Dutra (7), Colo Vainstein, Martin Doldan (6), Mendoza, Baronetto (4), Hugo López, Moscariello, Thiago Alves (3), Nolasco (1), Xavi Castro, Sergio López, Kilian Garajonay, Ángel Montoro (4) y Leo Maciel.

Recoletas Atlético Valladolid (34): Diego Camino (5), Nicolás López, Héctor González, Daniel Pérez, Adrián Fernández (4), Rubén Río (3), Carlos Calle (1), César Pérez, Abel Serdio (4), Miguel Martínez, Roberto Pérez (3), Gastón Alberto, Jorge Serrano (9), Miguel Camino (3), Manuel García y Víctor Rodríguez (2).

Marcador cada cinco minutos: 1-3, 2-6, 7-8, 8-11, 12-15, 15-17 (descanso) 16-21, 20-24, 23-27, 26-31, 30-34 y 33-34 (final)

Árbitro: Excluyeron a Colo Vaisntein, Martin Doldan, Moscariello y Thiago Alves por el equipo conquense y a Adrián Fernández, Serdio y Miguel Camino por los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de Asobal. Disputado en El Sargal ante unos 1.400 espectadores.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus