20/11/2018

El herrero Jesús Coronado reproduce la provincia a escala en el Museo de La Fragua de Buenache de Alarcón

Desde que se jubiló, el artista no ha dejado de recrear monumentos como las Casas Colgadas, la basílica de Villanueva de la Jara, la Catedral de Cuenca...que ahora se encuentran a disposición del público

La Catedral de Cuenca, la Basílica de Villanueva de la Jara, las Casas Colgadas… Son solo algunas de las obras que ha replicado a pequeña escala el artista buenachero, Jesús Coronado. Estas obras se encuentran en el museo que acaba de abrirse en la localidad. Fue a primeros de noviembre cuando el Ayuntamiento de Buenache de Alarcón colocó la placa indicativa de museo en la Fragua, con un horario reducido por las mañanas, siendo el propio escultor quien acoge a los visitantes y enseña sus obras con la ilusión con las que las creó.

En realidad el museo se encuentra en la propia casa de Jesús Coronado, en su fragua, un lugar en el que siempre hay alguien disfrutando de su compañía. "Llevábamos ya tiempo pensando en la idea de crear un espacio para las obras de Jesús, pero a él le gusta tenerlas en su casa, y disfruta acogiendo a quien pasa a verlas", explica el alcalde de Buenache de Alarcón, Emilio Mendoza. "Todos los veranos llega al pueblo muchísima gente, familiares, amigos… y muchos no saben lo que hace Jesús. Es un artista y lo que hace es un gran legado".

Ya son más de 24 años los que éste herrero lleva dedicando su tiempo a crear obras entre las que no solo se encuentran los monumentos de la provincia, si no también algunas representaciones de Don Quijote y Sancho Panza, algún que otro intrépido ciclista, e incluso su propia representación de El Hombre de Vitruvio. "La catedral de Cuenca fue sin duda la más difícil y la que más tiempo me ha llevado, pero la que me metió en este lio fue la Iglesia de San Pedro Apóstol de Buenache de Alarcón, fue la segunda que hice". Son palabras del propio Jesús Coronado, quien cuenta que las medidas las toma por pasos, y antes de realizar cada obra la dibuja en papel para después plasmarlas en metal.

La primera fueron las Casas Colgadas de Cuenca, una obra en la que se pueden ver todo lujo de detalles. Desde los relieves de las maderas de los balcones, hasta las rocas que sujetan el monumento, talladas una por una.
Además de las que se encuentran en el museo, Coronado también ha creado obras por encargo, como las que se ha cedido al Ayuntamiento y que se encuentran en las mismas instalaciones y en la Plaza Mayor de Buenache de Alarcón.
"Me dijeron que me querían hacer un museo, pero a mi me gusta tener mis obras aquí, son mi vida", asegura Coronado, quien añade: "Yo estoy aquí todas las mañanas y, en verano sobre todo, viene gente, me pregunta si pueden verlo y les encanta". El Museo La Fragua se encuentra situado en la Calle Nueva, y aunque su horario es de mañanas, Jesús también recibe a los visitantes durante las tardes, sobre todo los días de buen tiempo.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus