07/09/2017
Tarancón

El empresario Javier López Cortés prende 'el cobete' de inicio de las Fiestas de Tarancón

Cientos de jóvenes participaron en el galopeo con el que se abren siete intensos días de celebraciones 

Galopeo de Tarancón de 2017. Fotos: Jesús Gabaldón

Desde los diferentes puntos del casco urbano un reguero continuo de personas de todas las edades, a media mañana va tomando la misma dirección, la Plaza de la Constitución, para cumplir con un ritual tradicional, el inicio oficial de las fiestas patronales  (del 7 al 13 de Septiembre). No importa que se han desarrollado ya varios actos de diferente índole (deportivos, culturales, religiosas, sociales o lúdicos), las doce de la mañana del 7 de septiembre, en lanzamiento del "cobete" (cohete) es el punto de partida para las Semana Grande en honor de la "Hermosona", la patrona, la Virgen de Riánsares. en cuyo honor se organizan los festejos.

Y puntual, en el balcón del antiguo Ayuntamiento (Casa de las Asociaciones) que se queda pequeño para la ocasión, este año, el encargado de prender el "cobete", el mejor joven empresario de la provincia, el emprendedor Javier López Cortés. Que estaba visiblemente emocionado. Arropado por la familia, acompañado como no, por el alcalde, miembros de la Corporación y Corte de Honor de las fiestas, capitán de la Guardia Civil y este año además con la presencia del delegado de la Junta en Cuenca, Angel Tomas Godoy, y el director provincial de Empleo, Oscar Martínez.

El lanzador, Javier, animó a participar, a divertirse con moderación y lanzó el "Viva la Virgen de Riánsares ¡¡¡ y ¡¡¡Viva Tarancón¡¡¡" antes de prender el cobete. Jose López Carrizo con la emoción a flor de piel declaró que "taranconeros sabemos trabajar, pero también sabemos divertirnos y es lo que toca esta semana".

Los jóvenes que llenaban casi tres cuartos de la plaza pedían el "¡eo, eo, eo, que empiece el galopeo"" y la Agrupación Musical Nuestra Sra. de Riánsares dio el relevo a las charangas, los "De la Vaca" y la "Joven Mafia".
óvenes alegres, desenfadados, abrazándose, deseándose la felicidad, con camisetas rotas poco a poco hasta dejar el torso desnudo en muchos casos. Rociados de vino y otros líquidos, pringados en algunos grupos de amarillo, bailando por la calle Zapatería y el Paseo de la Estación para volver  después a la plaza de la Constitución.

Centenares de jóvenes -posiblemente muchos no habían dormido tras un noche de carpas- cubrían la calzada por el recorrido previsto. El ritmo fue un poco más ligero que en otras ocasiones. Hacia las dos se rompió un poco el "galopeo" porque el fuerte calor se acusaba: la charanga dejó de sonar unos minutos y se buscó sombra y bebida fresca. Unos minutos más tarde siguió el recorrido.

Tarancón sigue fiel a la tradición, mantiene la costumbres, aunque se haya evolucionado, pese a que "no sea el galopeo" que en su momento se hacía con la Banda de Música. Apenas se escuchen los cantos populares locales durante el mismo. "Eo, eo, eo, eo el 7 galopeo o que empiece el galopeo"… ha sustituido al "cogérmelo, pillármelo a ese pícaro bribón…" o T"eo, Teo, tiene un galgo y no me lo quiere dar…." O "patitas coloradas tiene la perdiz….". Cánticos que aludían a personajes y vivencias de los mismos en esta localidad que ya está ‘inmersos en sus fiestas patronales un año más.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL GALOPEO 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus