09/02/2019
Balonmano

El Cuenca entona un triste fado en Oporto y debuta con amplia derrota (37-26) en fase de grupos de la EHF

Siete minutos infernales sin marcar en la primera parte han condicionado el partido. Los 'dragones' han llegado al descanso con ocho goles de ventaja 

Foto: @BMCdadEncantada

No ha estado afortunado el Cuenca en su debut europeo en la fase de grupos de la Copa EHF y vuelve de Oporto con una contundente derrota (37-26) que ha tenido su origen en siete minutos sin marcar en la primera parte que han 'condenado' al equipo conquense. A partir de ahí, el encuentro se ha puesto de cara para los 'dragones" que han llegado al descanso con una ventaja de ocho goles que, al final, se ha mostrado insalvable. 

Sin embargo, el inicio del partido no hacía prever un desenlace tan poco afortunado. De hecho, el encuentro ha estado igualado hasta el minuto 20 con equilibrio en el marcador y ventajas mínimas para ambos equipos que no superaban un gol. Ha sido tras el tiempo muerto solicitado por Lidio Jiménez, con 12-9, cuando se ha desatado el maleficio. Algo barruntaba ya el entrenador conquense cuando ha visto la ventaja de tres goles.

Desde ese momento, el Cuenca se ha quedado clavado en los nueve goles mientras que los locales se iban despegando con facilidad en el luminoso y los goles iban cayendo como losas sobre el equipo visitante. De esa forma se ha llegado al descanso, una vez que Dutra había roto el maleficio y había marcado el décimo gol, de penalti, en torno al minuto 27. Los equipos se han ido a vestuarios con 20-12 aunque, en ese momento, daba la sensación de que había tiempo para corregir la situación.

A pesar de ello, la segunda parte ha mantenido la tónica con notables lagunas en el sistema defensivo, prueba de ello es el amplio marcador recibido que casi alcanza la cuarentena, y la facilidad con la que encaraban y marcaban los jugadores lusos. La escasa eficacia ofensiva ha sido otro de los lastres para el equipo conquense ya que ha terminado el partido con un porcentaje en ataque del 46% mientras que los locales se han elevado hasta el 69%.

En el lado positivo, destacar la numerosa y eficaz afición conquense que se ha dejado notar, y de qué manera, en el pabellón luso. Además, cabe la certeza de que todo es posible aún. Resulta necesario hacer borrón y cuenta nueva para encarar a tope el próximo partido ante los daneses del Holstebro con la seguridad y la fortaleza que aporta jugarlo en casa, en El Sargal.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus